27 febrero 2006

mis manías en la memoria


Mis manías son como las de los demás, aunque yo intento hacerlas diferentes... así que es difícil escribir 5 manías, cuando busco en mi memoria y en mis psicopatías y me cuesta descifrar algunas de ellas. Así que voy a dejar fluir mis pensamientos, a ver lo que sale...
Manía Número 1: No puedo ver una película empezada en el cine. Ya lo sé, le pasa a todo el mundo, pero es como me he perdido toda la película sino entro al cine y las luces se apagan conmigo dentro. Es algo que me pone de los nervios, y mira yo que odio que minimicen las "cosas que me ponen de los nervios", que me jode, me jode, me jode...vamos, que me pone nervioso. Tengo mil anécdotas sobre esto, pero hay una persona que, ademas de O, se ha tragado mi mala leche por la estúpida manía (para los demás) de entrar, sentarme y que las luces se apaguen conmigo dentro, esa es R, que en el instituto tenía la manía de llegar tarde de vez en cuando, con un "qué más da...".
Manía Númro 2: El café en taza y los líquidos fríos en vaso de cristal. Eso, así de tonto como suena, las bebidas calientes tienen que ser en taza, tengo de hecho una colección de tazas para que los que vienen a casa se tomen el café en una de ellas, en la que elijan, luego, las bebidas frías, desde el agua hasta la cocacola, zumos, etc, tienen que estar en un vaso de cristal. No puedo beberme un vaso de agua en una taza!. Si es que para manías...
Manía Número 3: No soporto, bajo ningún concepto, que me toquen las orejas, me dad angustia, no me parece sexi, ni sexual, ni me pone ni nada... me pone nervioso, eso si. En cambio, y no sé por qué, no me importa comerle la oreja a nadie, aunque yo creo que lo hago por hacerle disfrutar a la otra persona, pero sin entenderlo... Se ve que tuve fuertes otitis cuando era pequeño y desarrollé una sensibilidad especial en las orejas/oídos.
Manía Número 4: Como Dani, me encanta la noche, me gusta aprovechar hasta el máximo el día, y no le encuentro ningún sentido a dormir, vamos, creo que es totalmente necesario dormir, hasta ahí llego, pero encanta aprovechar los días... aunque sea tumbado en el sofá haciendo nada y viendo la televisión.
Manía Número 5: Les tengo manía a los "guays". No soporto la gente que va de progre y tal y tal, y luego son más fachas y más intransigentes, intolerantes que nadie. Les tengo absoluta manía, con esto introduzco a la gente que solo piensan en sí mismos y a tomar viento los demás. Desde los pies negros de calle elvira, con sus "dame 5 euros para un cartón de vino", hasta pasando por la peña que siempre dice cosas tipo "pues, yo tengo un amigo gay, que es muy simpático y viste muy bien". Cuando luego piensan entre dientes "me sale un niño igual y me muero...". Me gusta que la gente vaya de cara, pero les tengo manía a los que dicen cosas como "yo soy muy sincero/a", cuando realmente son unos maleducados/as, que solo saben decir cosas hirientes y bordes.

Ahora Dani, como ya te avisé, introduzco otras cuestiones que he leído en otra blog, para ser contestadas también, a ver si surge efecto..., aquí empiezo con las dos primeras y vamos metiendo.

1.Cuatro trabajos que he tenido:
- En la radio: como locutor de un programa que se llamaba "entre colegas", tenía yo 17 años y me metí porque estaba enamorado hasta los huesos de una chica que trabajaba también allí. Nos pusieron el mote de "entre colgados", porque no teníamos ni disciplina ni nada, hacíamos el programa riéndonos y pasándonoslo muy bien.
- Monitor de Creación Cinematográfica: Más de 2 años dando los talleres de la casa de porras, me encantaba, pero había veces que lo pasaba bastante mal. Me frustró mucho estar enseñando algo que yo no hacía: hacer cine, enseñándoles a los demás, cuando yo quería hacer y no ver cómo se hacía...
- EAT: En Londres, en un café. Una experiencia horrible por el duro trabajo, maravillosa por la gente que conocí allí. Todos los días me llevaba bolsas de comida y me ahorré un montón de pelas en eso.
- Vendiendo Complejos de vacaciones: Si, esos de parejitas que se las llevaba para comerles la olla, vendiéndoles la moto de las vacaciones de su vida. Tenía 16 años y lo dejé porque era un engañabobos y pagaban fatal...
*He trabajado en muchas más cosas... pero por decir.
2. Cuatro trabajos que he querido tener:
Director de cine: Sin comentarios. Amo el cine sobre todas las cosas, así que muero por hacerle el amor, ser parte de su vida, su historia.
Guionista de Cine: Igual que el anterior. Me encanta escribir, más escribir para el cine. Aquí meto también periodista/novelista, tipo escribir una columna de opinión y escribir libros (tipo Rosa Montero, a la que admiraba profundamente) o Elvira Lindo, que engloba las dos anteriores y además escribe guiones para películas (estupendos, por cierto).
Orientador de instituto /Profesor de instituto: Disfruto con la enseñanza mucho, me encanta.
Psicologo: Por supuesto. Mil años estudiando esta carrera y me encantaría ofrecer algo, además de la parte clínica (que me apasiona), me fascinan los servicios sociales: un sueño sería trabajar con mujeres víctimas de violencia de género.
*El mejor sería el que hilara los 4, haciéndo el jersey con el que sueño estar siempre vestido...

5 comentarios:

el_aviador dijo...

Comparto lo del cine 100%, todo, me pone de muy mala leche llegar tarde, te entiendo, no eres tan raro, o somos raros los dos, no sé.
Además tengo un amigo al que le pasa lo mismo con el tema orejas. Se enfada y todo, de verdad.
Ya lo ves, no estamos sólos en este mundo raro.

Me gusta lo de los trabajos, la próxima entrada de mi blog será para seguir la cadena, vales?

Besos

donialoca dijo...

Como sigais con estos juegos de cadenas me voy a tener que poner un pañal y un gotero para estar to el dia enganchada a vuestros blogs...que ya lo estoy...marditos roedores

Esquitin dijo...

Nunca creí que pudiera existir en el mundo alguien con mis mismas manías y con los mismos trabajos deseados(y nunca alcanzados por mi parte). No dejas de sorprenderme, de verdad que no. Contigo tomaría mucho te(que no me gusta el cafe) en mis tazas para ello, conversando hasta el amanecer.

M dijo...

Qué curioso coincidir en las manías!!.. supongo que si, lo mismo algún día echamos esa taza de té. A mi me gusta mucho el té, pero el café es una de las bases inspiradoras de mi vida, muy presente porque me roba energía y me la da...
Los amaneceres son muy bonitos cuando hay una buena charla por medio...
Un beso

emecé dijo...

Han pasado tres años ya ¿ya te has dejado tocar la oreja?

Y, estudio Desarrollo Rural en el México, en este postgrado existe el área de Género con un enfoque al entorno rural en México, a mi me llama mucho la atención la discriminación de las mujeres campesinas hacia sus propias hijas. Es algo cultural, no por ello deja de ser menos violento.

Saludos