13 noviembre 2007

Praha. Vol. 10: Llega la nieve a Praga y mi curso del DELE se va

Radek, M, Hanna, Martin y Maria.... algunos de mis alumnos en el DELE.



El DELE ha terminado ya. Hicieron el examen el viernes pasado y nos fuimos a celebrarlo un par de dias antes. RAdek, Martin, Hanna, Jana, Michaela, Maria, Marie, Kadka, Michal y Lukas y Libuse, que dejaron de venir a clase por no haber pagado los derechos del examen, y de los que recibi un mensaje muy bonito...

Estuve en el tribunal del DELE, examinando oralmente y en la primera parte vigilando. Era la primera vez que participaba en un tribunal, y encima para este tipo de examen. Al principio no queria evaluar, solo hacer los examenes orales, pero nos repartimos el trabajo Alisa y yo y acabe incluso suspendiendo a tres personas. Entre los que examiné me encontré a Martin y a Michal, dos de mis alumnos (a los cuales les dije que si me tocaban en el examen, no iba a tener ningún tipo de favoritismo, primero porque era un examen muy importante y segundo porque ya me habían tenido de profesor y yo sabía que estaban más que preparados). El viernes pasado entero en el Cervantes, de aquí para allá, me iba de aula en aula para controlarlos, estaba muy preocupado por ellos, había pasado con ellos este último mes, tres días a la semana de clase y se había creado un cariño muy especial...

Por contar anecdotas, puedo contar mil, sobre las entrevistas... pero mil, cosas muy graciosas que decían, situaciones de personas que se quedaban en blanco y que les hacías reir para que se relajaran un poco. Y luego con Alisa (mi compañera del Cervantes), mejor que mejor... menudos frikies nos encontramos, hasta con uno más que una conversación/examen, fue una lucha, una pelea de ideales....Bienvenido al capitalismo!!!!.

Y ahora ha terminado, hemos quedado para vernos de vez en cuando, para echar unas cervezas y ver qué tal todo. Un día los reuní con españoles para que entrenaran para el examen oral, nos bebimos unas cervezas y conectaron a la perfección, cosa que me encantó, porque yo no pienso que los checos sean cerrados y absurdos, a mi me gustan mucho, sobre todo los de Morabia... que son mucho más cercanos, más parecidos incluso a los andaluces.

Hoy empiezo otras clases, sigo en el Cervantes, pero haciendo sustituciones y una clase de cine español que doy mañana, los nervios siguen un poquito ahí... mucho menos, me siguen encantando en el fondo enseñar, me parece precioso... pero mi inseguridad de vez en cuando da a cada patada... que duele, duele, duele....






Y luego está la nieve, ha llegado a Praga, con un frio de impresión... llevo ya como uniforme el abrigo de pelo este marrón que muchos de vosotros ya conoceis de sobra, con la bufanda verde de Oscar y los guantes que me compré en Cesky Krumlov de 30 coronas. Esta vista es desde la terraza de casa, y las otras desde otras ventanas de casa, apenas hago fotos, se me olvida siempre la camara, algunas veces me mosquea, pero la mayoría de veces me alegra, no me hace sentir turista, me hace sentir parte de aquí... Aunque ya sabeis la cosa que tengo yo con las fotos, pero necesito fotografiar con mi retina, quedarme con las imagenes, no mirar a través de un objetivo... hay cosas que parece que cambian en mi, ya volveremos tranquilamente al Marcos de antes, pero vamos a disfrutar un poquito de este....






Se que no escribo mucho, la verdad no tengo mucho tiempo, esto de estar pluriempleado y del poco tiempo libre que tengo, se me hace imposible hasta ver alguna serie en el portatil, de hecho ayer vi el primer capitulo de Prison Break de la tercera temporada y ya van por el 8, con las prisas y demás me lo tragué en versión original pura y dura, y más o menos bien, lo entendía todo, aunque no estoy aprendiendo mucho inglés aquí que digamos, ya me cuestan algunas cosas de checo que voy tomando frases y poco más, y desprenderme de españoles se ha vuelto un completo imposible, además de que adoro a mis compañeros y compañeras de piso (ahora también amigos y amigas), estoy también en el Cervantes, que la sala de profesores es una vuelta a la España más internacional.


Así que no tengo mucho más que contar, ya iré poniendo fotos de más cosas, porque el viaje a Alemania de este fin de semana tamibién está pendiente, pero es que no tengo tiempo, de hecho ahora estoy en el curro, debería estar haciendo mil cosas y estoy con los mails liado, con el msn abierto y buscando empresas al mismo tiempo...


La nieve es increible, para terminar ya.... un día fui a comer con mis compañeros del curro, de Advanced Search (que es como se llama mi empresa, que no se si lo he dicho), y había solo y nevaba al mismo tiempo, era increible, los copos caían suavemente y no molestaban nada, al contrario, una sensación genial...


Y bueno, nada más... que seguimos vivos, los dos Marcos, que hay cosas que van cambiando ahí fuera en España, unas tocan fuerte, otras pasan desapercibidas, pero cada vez estoy más convencido de que mi vuelta va a sufrir cambios, y no porque me quiera volver a Praga en Enero, sino porque hay cosas que dejarán de ser... y eso, pues trastoca. Mucho.

La vida sigue... y está nevando.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sigue pintando con el programa ese, q me encanta. Ya se q no te gusta q te pidamos q nos pintes, pero a tus kobylisy les podías dedicar algo no? :P
Vienes a cenar a casa? Hoy cena japonesa...muaaa

PD: ya le tengo cariño y todo al manojo pelos ese q dejas en la entrada. Será q cuando lo veo se q estás en casa. Y cuando no...

Anuska pelirroja :P

Chocobelga dijo...

Querido Marek
Creo que fui yo el que te dijo que los checos eran raros, al principio. Cuando consigues atravesar su coraza, muy fina, de desconfianza y se relajan, la primera vez con una cerveza, puedes conocer a gente maravillosa. Me alegro de que estés tan feliz, cada vez estoy más convencido de que nos veremos en febrero lo cual me alegra muchísimo. Si no encuentras nada, siempre te puedes poner en contacto con la persona que te dije, a ver qué pasa.
Pusinki
Karel