03 mayo 2006

(ya no puedo) seguir...



Bueno, acabo de terminar el dichosito guión en el que me he ilusionado un mucho últimamente: "(ya no puedo) seguir". Una historia sobre tres parejas que afrontan su final definitivo, uno encadenado al otro, dónde la valentía de ser sincero con uno mismo se convierte en el motor de las tres historias.
No sé si algún día llegaré a hacerlo, por ahora hay muchas ideas de intentar hacerlo con unos/as y otros/as, estas personas a las que llamo amigos/as. Aún así tengo miedo a que no salga, miedo a no hacerlo bien, esto de tener tantos traumas... Aún así quiero hacer algo sencillito, algo que me de fuerzas para seguir (viene con el título), muchas veces personas importantes en mi vida me han dicho que toda esta creatividad tiene que explotar algún día por algún lado, cuando yo siempre he pensado que me llevaría a la locura. Cuando alguien tiene tantas cosas que contar, y no puede expresarlas, se quedán ahí, creando mundos imaginarios que llevan a la locura.
Yo quiero estar loco lo justo. Así que sin más, a los/as que os hablado del guión, aquí adelanto la primera secuencia, para dar pruebas feacientes de que lo he terminado... solo la primera. El título: (ya no puedo) seguir.

Secuencia 1. Interior. Salón. Desayuno. Día.
Oscar, un chico de unos 29 años, alto con gafas y el pelo corto, Oihana, una chica de unos 25 años, con el pelo corto y la mirada somnolienta. Los dos están en el salón de su casa uno frente al otro, los dos están desayunando, pero apenas se miran.

Oscar off: La primera vez que te vi, apenas me mirabas, mientras yo te miraba todo el rato.

Oscar mira el café solo que tiene en las manos, hay motas del café que se han quedado secas, con una uña intenta quitarlas, con un poco de desgana y despacio.
Se refleja en el fondo, mira y remira ese café negro, como las cosas que se le vienen encima, vacío y oscuro, mira a Oihana

Oscar Off:Me quedé con cada uno de tus detalles, me quedé con cada centímetro de tu cuerpo, los memoricé a fuego lento…

Oihana lo mira despacio, como si le costara levantar las pupilas hasta él, sostiene otra taza de café. Oihana está un poco nerviosa, apenas sabe lo qué hacer con la mano que le sobra.

Oscar Off: Mi mente procuró repetirlos una y otra vez, como lo hizo una vez con la tabla de multiplicar cuando estaba en tercero...

Oihana mira hacia los lados como si buscara algo. Se siente cada vez más nerviosa ante la mirada de Oscar.

Oscar Off:…memoricé tus ojos, tu pelo, tus tetas, tu nariz, tu boca, tu culo, tus muslos… podía reconstruirlos con solo imaginarlo...

Oihana apoya su frente en una de sus manos, mira hacia un lado, hacia dónde hay luz, se siente abatido, mueve los labios como si tomara aire para decir algo, pero no lo hace, se resiste.

Oscar Off: Ahora vuelves a no mirarme, y yo vuelvo a intentar memorizarte, aunque ya pueda reconstruirte sin ningún problema...

Oscar vuelve a mirar el café que hay dentro y le da un sorbo.
Oihana mira a Oscar.

Oihana: Oscar…
Oscar: ¿Si?
Oihana: Yo...
Oscar: ¿Qué?
Oihana: No puedo…
Oscar: ¿No puedes qué?...
Oihana: Seguir.

Los dos se quedan en la misma posición que al principio. Sin decir nada.

5 comentarios:

el_aviador dijo...

Bueno, bueno, bueno, me encanta, me encanta, tranqui que no te vuelves (más) loco, tú trabaja y ya verás, que ese es el remedio para todas esas cosas, así de sencillo.
Me alegro mucho de ver esto escrito, no lo dejes o tendré que matarte...
Muy original con los nombres...(es broma)

donialoca dijo...

cuando escuché tu historia fuí capaz de imaginármela de principio a fin: los gestos, la luz, las caras y los cuerpos...todo sin definir exactamente, pero bien hilado, sin hueco, sin una duda al respecto de tu idea. evidentemente, me he imaginado tu historia a mi manera...pero me la he imaginado y me la he creido...y me ha encantado!
ya lo dijo picasso, y es una cita muy manida, que las musas acuden cuando uno trabaja. yo creo que tus musas están las pobres fritas por verte escribir más y más guiones como éste para darte soplos de esperanza. ellas conocen de sobra tu talento.
bueno, bueno, bueno culebra, menuda dorada de píldora para esta mañana eh? no te quejarás.
ah, que yo me apunto de maquilladora o de pertiguera si hace falta.
Besososos

Miada dijo...

Genial, ¿de verdad es tuyo todo eso...?. Sigue, queremos más...

Un beso.

M dijo...

Si, Miada, es mío... es un guión que acabo de terminar, del que he dado un rato el coñazo hablando de el. A ver si me pongo al asunto y lo llevo a cabo.
Vamos a ver si "seguimos" con todo..., espero que algún día puedas verlo.
Un abrazo

FRAN dijo...

SIN COMENTARIOS.....SIN PALABRAS....SIN ALIENTO