05 mayo 2006

superman y su azotea

















me he apuntado a un gimnasio. si, fijate tú, tantas veces que lo he dicho que, al final, he acabado por apuntarme. Me he apuntado con Clara y con Feña, dos amigas que se han vuelto compañeras de las bicicletas estas que no llevan a ningún lado, de correr en cintas hacia ningúna parte y hacer abdominales en el plan de la zanahoria y el burro, así como de una última clase de Pilates (bastante dura por cierto ), con la que he estirado hasta el corazón...

El caso es que después de 4 días, algo se siente uno mejor, no digo que haya ganado algo de músculo, o perdido esos centímetros, o que ya me vea en plan Superman, sino que me siento un poco más agil y, sobre todo, estoy haciendo cosas que prometí hace tiempo y que nunca llevé a cabo.
Todo es un poquito de paciencia, todo es empezar aunque sea poquito a poco. Eso si, sigo sin trabajo, sigo fumando y sigo sin sacarme el carné de conducir. Eso de ir "paso a paso" es ir "paso a paso"...y las motivaciones, como buen psicologo que supongo que soy o seré, hay que tomarlas así.



Siempre me ha encantado la imagen de Superman, surcando los aires con esa capa roja, con el escudo de la "S" en el centro, la fuerza sobrenatural, los rayos X y toda esa simpatía, esa amabilidad propia, claro está, de casi todos los superheroes, con la que salvaba el mundo.

Así que ya siendo pequeño, que ahora ya no lo hago por ser más grande, corría por la terraza de mi casa (ahora casa de mis padres) con los puños hacia fuera, simulándo que volaba. Enganchaba cualquier trozo de tela o jersey rojo, para simular también la capa, y entre simular y simular parecía yo a ratos tonto, y a ratos feliz. Y si, también fuí uno de los tantos niños que intentó saltar por una terraza, un arbol o qué se yo... con la ilusión de elevarse por los aires, menos mal que la suerte mía no me llevó a grandes alturas, que lo hacía desde sitios, que viendolos ahora, eran bajitos, así que menos mal que no lo hice desde la terraza de la segunda planta de mi casa... me hubiera matado. Aunque tengo que reconocer que lo hice una vez, pero con una sombrilla de Naranjito grande después de ver Mary Poppins, la sombrilla se ve que amortiguó bastante al niño regordete e imaginativo que no se acabó matando.

¡Lo que son estas cosas!, ¡menos mal que no engrosé la lista de los que si hicieron locuras mayores!, Entonces es cuando ahora me pregunto...¿serían ellos/as más fans?, ¿será esto algo de ser fan o estar mal de la "azotea"?. Sea lo que sea, me sigue encantando Superman, me encantan los superheroes y que lo más curioso de todo es haber encontrado a Superman en la facultad, y llevar viviendo con él ya más de 8 años. Aún así, en lo más profundo de mi ser, cuando nadie me ve, cuando estoy solo conmigo mismo, sigo queriendo ser uno de ellos.


ahora soy grande, a ver lo que piensas tú Alex, a ver qué superheroes quedan para que uno se pueda identificar, para que tú te puedas identificar, y dar rienda suelta a la imaginación, a tu imaginacion. Supongo que se olvidará la imagen de Cristopher Reeves que teníamos nosotros, y empezará la de este hombre nuevo, del que ahora no me acuerdo del nombre, pero que pronto será fácil de recordar, esperemos que se mantengan algunas de las ilusiones y que la Playstation no se lo coma todo, les de la oportunidad de crear y hacer cicatrices en el cuerpo, para recordar que uno vive, nos desviaciones en los dedos al salvar el mundo mil veces en una pantalla de televisión.

Gracias Superman, por haberme rescatado de mi azotea, por dejarme volar contigo tanto tiempo, por hacerme tan grande, que hasta pieso que tengo superpoderes...

Sigo escuchando este disco que me tiene enganchado: "música para machacarte el corazón", una belleza de canciones en portugués, se ve que el amor suena en este idioma de una forma doblemente músical.

6 comentarios:

Ed dijo...

obviamente Spidey es mejor....que este tio con demasiados poderes pero que se muere con una piedrecita verde...

donialoca dijo...

Yo soy de superman. Heredé los comics viejos de mi padre, de la marble, donde salían superhéroes y heroínas increibles. Y soy de Clark Kent, sobre todo de Clark Kent. Porque las personas más menudas e indiferentes siempre esconden grandes cosas, aunque no vengan de Kripton. Ay, que melodramática me he puesto.

Besos

el_aviador dijo...

No olvides que el verdadero punto de Superman es que iba con los calzoncillos por encima de los pantalones, que eso nadie lo dice!!! hombre ya!

La verdad es que, si lo piensas bien, todas esas pelis que veíamos de pequeños eran caldo de cultuvo para niños freaks y loquitos, tol mundo tirándose por las terrazas y por las ventanas, que fuerte, no? bueno, yo hacía cosas peores, más raras quiero decir, pero no suponían un peligro para mi integridad física, sólo mental, y asín me he quedao.Ay...

Poquito a poco se llega lejos, honey.

Carlos Martinez dijo...

Yo me referiré al tema gimnasio; mira lo de mantenimiento está bién pero está mejor dirigido a algo más concreto. Por ejemplo, Judo, patinaje, natación, salto, yo que sé, lo que quiero decir que lo que haces te aburrirá antes que si lo encaminas a otra disciplina. Solo es un consejillo, de nada.

M dijo...

Estoy más en el gimnasio por la cosa de intentar moverme, de adquirir agilidad, movilidad, elasticidad... no quiero pornerme como "superman", ni mucho menos. Y luego está el Pilates, que me gustó y me pareció duro al mismo tiempo, luego, con el tiempo, me encantaría hacer algo de Judo o algo parecido, pero nada de ponerme de armario ropero...
Gracias por entrar en mi mundo, ya nos iremos viendo, leyendo...
Otro abrazo

FRAN dijo...

No sé si soy ya o no superman, pero lo que si tengo claro es que no sigo volando como antes...almohada franqueando el lateral de la cama a modo de barrera, y yo con medio cuerpo fuera de la cama apoyando la barriguita en la almohada, haciendo equilibrios para no caerme de cabeza al suelo. Ayer leí el post y lo dejé para intentarlo de nuevo, porque creí que me sería divertido...lo fue pero la diferencia es que pienso que es algo patético, mientras que recordarlo me parece muy entrañable y nostálgico.Me alegro que hayas conseguido ir al gimnasio, yo llevo 3 años apuntándome y todas las semanas decido que del siguiente lunes no pasa....