22 septiembre 2006

los pies en el fuego

Mi amor se cae al suelo y no se queja demasiado
Podría ser peor se dice y sigue caminando
Mi amor jugaba a ser mayor mucho antes de llegar
y expresa en una mueca que está harta de esperar
'pero no importa estaré bien si tú te quedas a mi lado'
Y disimula recogiendo su amor propio destrozado...
"M". Piratas.





Una vez, en las fiestas de San Juan en una playa por la noche, mi hermana, intentando atravesar la hoguera como parte de algún absurdo ritual para pedir deseos (de los que no estamos muy seguros que se cumplan o cumplieran), ella pisó la hoguera por encima, quemándose la planta de los piés y acabándo su noche de San Juán en un hospital. Ella, que no es ella, que es Silvia, dice que no se dió cuenta y que no fue así, yo digo que llevaba un ciego que no podía con él, yo que si soy yo. Y es que borrachos hacemos muchas tonterías, y las resacas nos recuerdan algunas de ellas, otras, es mejor ni recordarlas. Mi hermana Silvia, que tiene un gran sentido del humor y se rie con los ojos, seguro que se partía de risa ella sola sobre la camilla del hospital, mientras el médico de guardia, harto de borrachos, la miraría con ojos de extrañeza, pensando en aquella preinscripción que echó años atrás, y de todas las noches sin salir de marcha con sus amigos, para poder sacar una buena nota y entrar en medicina.
No sé si a mi hermana se le cumplió el deseo, la cosa es que llevó el ritual al pie de la letra.
Y es que borrachos decimos y hacemos muchas tonterías y Silvia no es la única que metió los pies en el fuego. Los metemos todos...

Los fallos. ¿Qué son fallos en nuestra vida?, ¿Qué se considera un fallo?, ¿Dónde nos equivocamos más o menos?, ¿en dónde metemos la pata tan al fondo que no sabemos ni cómo hemos llegado ahí?, ¿qué fallos nos hacen pequeñitos, pequeñitos... hasta dejarnos como arbustitos frente a árboles?. Yo me equivoco mucho y es porque nunca se me dieron bien los pasatiempos, y es porque nunca supe muy bien qué hacer con el ejercito del ajedréz, pertenecieran a la raza que pertenecieran, y estoy obsesionado con las "oportunidades perdidas". He metido muchas veces los pies en el fuego, tantas veces que no se me han curado ampollas de hace muchísimo tiempo. Si es que dicen que primero hay que mirar y luego saltar, que no se puede saltar por saltar, que hay que saber de anatomía y de huesos para saber cómo se amortiguan los golpes..., que hay que saber mirar a los gatos para saber caer de pie.

Ayer hablaba con mi amiga Pal sobre los sentimientos que tenemos hacia las personas, un tema alargado y muy difuso, así que lo centramos en las equivocaciones de seguir manteniendo unos u otros, dar de comer a perros que solo saben morderte, y en saber reaccionar a tiempo, en no meter mucho más los pies en el fuego, vaya que te quemes del todo y te duela otra vez después, pero esta de verdad y así haces memoria.


Procesamos sentimientos hacia los demás, se nos meten por los poros en plan de arma de destrucción masiva, se mezclan con la sangre y contaminan el cerebro, el pensamiento, las ideas, la vida... y un día te das cuenta de que piensas más en una cosa que en otra, más en unas personas que en otras, te paseas por las mismas calles o vas al mismo Mercadona de siempre, pero con eso cogido ahí, como un resfriado, y piensas "vete, por favor, vete..., desaparece de mi, no te mezcles con mi leche semidesnatada, no remuevas mi café natural envasado, no contamines mi detergente ni me lo cambies por otro, deja que todo huela, sepa o se vea como siempre, como antes, a ver si te vas y no vuelves, a ver si vuelves cómo eras cuando no existías". Pero ocurre. Y nos contaminamos de esas personas. Y no hace falta que las amemos, se puede hablar de un amigo, de una amiga o de alguien por quién no se sabe qué se siente..., aunque en esto yo soy un poco experto, se las cosas que siento...



Cuando estaba en el instituto tenía el corazón dividido en dos, es difícil de explicar, ya lo intenté otra vez con el post de "tres", y hoy leyendo otro post sobre las almas gemelas, me acordé de las mías, entonces me di cuenta de que entonces como ahora, yo no es que hubiera encontrado o tenga encontrada a mi alma gemela, yo creo que encontré a dos, y resulta que es porque tengo un corazón de más, se me agregó uno para poderse hacer cargo de todo, porque el otro estaba lleno. Uno no le da importancia a esas cosas, pero un día se encuentra que late dos veces, y que cada uno a su ritmo, que los dos almacenan cosas diferentes porque pertenecen a personas diferentes, así que se alimentan luego también de forma diferente. Lo que yo nunca supe, es que estoy llegaría a ser una maldición, no se puede llevar tanto, hay gente que se afixia solo por llevar uno. Así que cuando olvidas, el otro corazón se queda semialojado (porque señoras y señores, nunca se queda vacío del todo), y espera entre risitas a un nuevo huesped, para que la locura continue, a que el señor este que escribe vuelva a meter los pies en el fuego...


A mi hermana Silvia ya no le duelen los pies, le duelen las pagas de la hipoteca, le duelen las malas palabras si tienen poco cariño, le hieren los besos que sean caros, a ella le encanta caminar descalza, sintiendo la contradicción de sentir el frío en sus pies sabiéndose muy friolera, a Silvia le duele su hermano sin brújula, perdido entre la tierra, el aire, el agua y el cielo, pero le encanta el amor que procesa, la gratuidad de sus abrazos, aunque le quemen sus frustraciones y sus golpes contra la pared. Ella sabe que todo saldrá bien, solo que su impaciencia le hace que se agobie al esperar. Oscar ya se quemó una vez y no está dispuesto a hacerlo otra vez, se dedica a poner toallas húmedas o encharcadas (según la ocasión) para que el niño pueda pasar por dónde sea que le guste, porque es demasiado impredicible y se mueve rápidamente, a él le gusta mucho verlo flotar, pero tiene miedo a que se pegue un golpe con la cabeza y no diga nada, aunque si diga algo como "pero no me importa, estaré bien, si tú te quedas a mi lado...". Rossana lo ha visto viajar entre unos y otros medios, y él ha ido flotando para sacarla de algunos fuegos, para que no se quemara, le ha echado agua para que se ria y le ha aplastado la tierra para que pise bien, dándole bocanadas de aire para que respire en condiciones, lo que ella no piensa es que ha devuelto cada una de estas... Y así entre unos y otros, unas y otras, habeis hecho que camine por vuestros fuegos, vuele por vuestros aires, pise por vuestras tierras y respire de vosotros, y respire de vosotras...

Aquí acaba esta tetralogía sobre los miedos y las ilusiones, sobre el ahora que no tampoco es mañana, porque mañana siempre será diferente, sobre mi, sobre tí, sobre las baldosas de mi piso.

Muchas gracias de nuevo María por lo que has escrito en tu blog sobre mí, me emociona que puedas verme así, muchisimas gracias..., aunque tengo ya tu enlace entre los míos, lo vuelvo a dejar aquí, a ver si alguien sin querer le da y se cuela en tu mundo.

http://esquitin72.blogspot.com/

Bueno... ¿y cómo son vuestros fuegos?

P.D. La foto de Oihana y Oscar la he puesto porque me encanta, es una de las fotos más bonitas que he hecho nunca, porque el cariño que os teneis es también así de bonito, y más...

14 comentarios:

Silvia dijo...

HI,cada dia q pasa pienso más en ti,tu forma de hablar,de expresarte,de sentir,de soñar,de ser.Mi hermano una persona especial en todo,una persona digna de ver,observar,conocer.Una persona sin desperdicio por ningún lado,un orgullo para todo el q lo tenga cerca y lo pueda tenerlo como amigo.Recuerdo cdo era pequeña y tu personalidad me encantaba,me hacia sentirme especial,orgullosa de tener un hermano con tanto sentido del humor con tantas facetas increiblemente bonitas,especiales.Pocas personas pueden sentirse como tú la mayoria de las horas q viven,y disfrutar de relatos tan bonitos como los q tu escribes.Siempre te dije q tienes todo lo más bonito de cada uno de nuestros padres,es asi,pero cdo pienso en ello,en mi hermano,en ti en su conjunto,me siento superfeliz.La unica razón,porque TE QUIERO.ADMIRO TODO DE TI,COMO ERES.PIENSALO,CREELO,NO LO BORRES NUNCA DE TU MEMORIA,ERES ESA PALABRA COMPUESTA Q TAN MAL SUENA PERO TE DENOMINA COMO EL SUPERHEROE Q SIEMPRE HAS SIDO,ERES SUPERESPECIAL.
Me sigue gustando mucho tu blog, please no lo dejes nunca.

La mujer sonriente dijo...

Ay, ¡Qué bonito! Qué relación tan tierna y especial como dice Silvia que eres, M. No sólo sois hermanos, sino que sois amigos y os queréis y respetáis como tal. Las fotos son preciosas, la del beso, la tuya, la vuestra de pequeños... Ay, como dice Silvia yo tampoco quiero que nunca dejes el blog, tus divagaciones, tu manera de explicarlas... cada post trae un pensamiento nuevo a mi cabeza. Y a mi amigo Loy también le ha gustado jejeje.
Mis fuegos son difíciles de explicar. Como nunca he estado borracha no sé las pamplinas que se pueden llegar a realizar, pero desde luego no sé si sería capaz de saltar la hoguera como lo hizo tu hermana. Normalmente espero a que las llamas casi sean brasas para llegada la hora de saltar la quemadura no sea muy profunda.
Un bechito muuuuy muuuuy fuerte. Para ti, M, y para tu hermana, Silvia, por ser capaz de ver vuestra relacion con ese cariño y respeto. Enhorabuena.

-Pato- dijo...

Va a sonar descolgado pero no sé cómo he llegado hasta tu blog, de repente mi vi mirando a un niño de sonrisa hermosa y ojitos pícaros, con el flequillo mal cortado y me quedé a leerte, solo entré para decirte algo que tal vez te importe, todavía seguis quitando sonrisas y me has quitado una sonrisa enorme leyendo ese recuerdo del día en que le ganaste a tu madre y te cortaste el pelo vos.

Me ha gustado leerte.
Besos.

Esquitin dijo...

Se me saltan las lágrimas de nuevo, y sonrío. ¿Qué te voy a decir de mis fuegos, que no sepas tú?Tengo dos corazones, y a veces, incluso tres; a veces lo odio pero se que tienen que ser asi.Saltando fuegos me hice de fuego yo, y por mucho que lloro, no me apago nunca...pero un día, prometo que seré más fácil, y que no doleré tanto. Por favor,no me des las gracias, sólo he puesto palabras al regalo que tú me has hecho.

DudaDesnuda dijo...

¿Mis fuegos? Después de leerte, creo que una de mis peores quemaduras ha sido depender de quien me amaba (no hablo de dependencia económica, ojo).
Siento que por esa dependencia me enterré en vida, que bajo el disfraz del amor romántico (que juzga a la dependencia como una muestra de la incondicionalidad del amor), me anulé a mi misma.
Todavía estoy en carne viva.

Besos y fuegos.

Daniellha dijo...

Marcos...me gusta mucho la forma, como relatas el inmenso amor a tu familia, cuando hice mi post , sobre las almas gemelas, despues de leer varios libros, me quedé asombrada, porque no solamente tenemos una asignada, parece que pueden llegar hasta cuatro, el alma se engrandece, en esa forma de quemar los pies como tu dices. Ella aparece en las brechas y los agujeros de la experiencia, necesita que la saquen de las prisas de la vida práctica y le dejen margen para la contemplación de las realidades, siempre buscamos algo más , ya que nadie puede salvarnos del vacio, de querer saber quien somos, para bien o para mal.
Un beso.

el_aviador dijo...

Yo no se que decirte después de leer estas cosas, porque soy mucho más basto que todo esto y no se me ocurre ningún comentario ingenioso ni que responder a esatas preguntas que haces. Pero bueno, que sepas (que lo sabes) que te leo debotamente; para que esta noche no vulevas a decirme que no comento nunca, que eres muy pesadito, hijo.

Que bien que lo pasamos ayer, verdad? al menos yo, fue curioso pero muy divertido, no?

Hoy te coloco, no te preocupes que te coloco, ji, ji, ji

Besos

Lena dijo...

Acabo de descubrirte. Me enganchaste desde la canción de "M" hasta la posdata en la que hablas de la foto de tus amigos. Me gustó mucho este post. MUCHO. Sirve para darle más vueltas a lo que habitualmente ya le doy vueltas... Quizás demasiadas.
Un saludo,
Lena.

FRAN dijo...

Buenos días. Que bien está esto de leerte con un cafelito entre las manos. Me he puesto a leer antes de este post los previos, el agua el fuego, la tierra y el aire....Los pies en el agua me dan tirones (no puedo estar demasiado tiempo en este líquido, aunque me tiraría toda la vida), en la tierra me manejo bastante bien aunque tropiezo muy a menudo; y los pies en el aire me provoca resfriados. Y cuándo creo que mis pies estarán bien cerca de un fuego, me doy cuenta que me quemo. Mis fuegos son extraños,porque no les suelo hacer caso. Me gusta mantener esos fuegos en brasas, que no se apaguen pero que no ardan demasiado.

Un abrazo. Por cierto, la foto de Oihana y Oscar es realmente preciosa, cuanto cariño en una imagen.

ignatiusmismo dijo...

He entrado a leerte y me ha gustado. Saludos.

carlos martinez dijo...

A mi de chico me decian que si jugaba con fuego me meaba en la cama. Me gusta dormir sequito.

0coma5 dijo...

Mis fuegos son muchos, pero el dibujo del gran Patán siempre me arranca una sonrisa. Pierrenodoyuna y él son los mejores.

tomatita dijo...

Dice Galeano, que cada persona brilla con luz propia, que no hay dos fuegos iguales, y que algunos de estos fuegos arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca ,se enciende.

Yo soy nueva en tu blog, he llegado sin quererlo y me he encendido al leerte. Es hermoso lo que cuentas,llenas el aire de chispas, y espero que no te importe demasiado que me quede en tus palabras.

Un saludo.

Gir dijo...

....cuando se viaja, en especial entre letras, se tiene la fortuna de toparse con personajes invaluables..... por como describes, aflora una gran calidad humana y dejas traslucir un cálido brillo...

....saludos...