28 septiembre 2006

creo en la paciencia, temo la palabra, odio la mentira... siempre por la espalda

dime con tus dedos, que no habrá más peros, que siempre seremos, mientras nos toquemos...


Qué curiosa es la cosa de saber que hay personas que tienen un mando a distancia con nosotros...

Como nos dan volumen y hacen que gritemos, nos volvamos locos o hacen que nuestras palabras suenen con ese tipo de precisión, como nos lo bajan y hacen que susurremos y digamos cosas que nunca diríamos en un tono normal, para que solo tú lo, como esas personas, a su antojo o sin el, se quedan manejando nuestros agudos, nuestros graves y nuestros estados de dolby soundround, cuando hacen que nuestra voz traspase las cosas, las paredes, las ventanas y cualquier otra cosa preparada para atravesar, todas esas cosas que se quieren decir o contar, y no solo con nuestra boca hablamos sobre nosotros. Y es curioso, ¿por qué no?, curioso como teclean para cambiarnos el color, hacernos oscuros o en blanco y negro cuando necesitamos más de ellas, o cuando nos llenan y nos saturan de color, haciéndonos más cromados, más vivos; como distorsionan nuestra luz y nos hacen brillar por todo lo alto, nos hacen mágicos y luminosos, suaves, como dioses, como cuando vas escuchando una canción que te encanta por la calle y sientes cómo esa fuerza se introduce en tí, como imaginas que pueda ser un chute, y te crees el rey de la pista, o de la calle, claro está, de la calle. Con esa sonrisa estúpida y bobalicona...
Es curioso cómo hay personas que tienen un mando a distancia con nosotros, y nos apagan y nos encienden con alguna de las veces sin querer, y revobinan momentos de nuestro pasado, dejándo intactos muchos momentos, tan vívidos como reales, o hacen que el tiempo pase más rápido, a cámara rápida y, a veces, con alguna que otra interferencia, de lo agusto que se encuentra uno, de lo placentero de las agujas del reloj pedaleando sobre los números.

Es curioso, y sigue siendolo, cómo nos cambian de canal y nos hacen pasar de un programa a otro, por si nos agobiamos o nos cansamos o nos repetimos, por si este programa está ya repetido. Y es que es curioso, ¿o no?. Muy curioso. A mi es que hay muchas cosas que me parecen muy curiosas, quizás por la manía que tengo de detenerme tanto en las cosas...



Tengo curiosidad por tus colores, tengo curiosidad por tu luminancia, tengo mucha curiosidad por tus programas, los que vives, tu realities, tus informativos, tus programas de cotilleos, ausencias por tus programas de corazón, y alguna que otra película. Moverme en tus dibujos animados, darte volumen cuando cantes alguna de las nuestras y apagarte cuando ya esté cansado, y quiera recrearme en otros momentos.
Y es que hay muchas cosas curiosas, hay tantas, tantas, tantas... se ejerce tanta influencia en la gente, ejercen en tí tanta influencia, que hasta es curioso que uno se deje. Que hasta es curioso que te dejes...




SOLO PALABRAS

Creo en la paciencia
Temo la palabra
Odio la mentira
Siempre por la espalda

Creo que te entiendo
¿Esto es lo que opinas?
¿Sabes lo que siento?
¿En tu pensamiento?
¿Crees en las promesas?
Son solo palabras
Yo creo en los actos
El acercamiento
Bésame si miento
Dame tu saliva
Vives mi deseo
Siempre de escondidas
Aquí la palabra
En segundo plano
Sientes el aroma,
Vida; escucha, mira.
Veo la salida
Siempre afirmativa
Caminaré ciego, porqué sé que miras

A-F-A-S-I-A

Dime con tus dedos
Que no habrá más peros
Que siempre seremos
Mientras nos toquemos
Luz entre las ramas
Seis de la mañana
Llegan los colores
Nacen las fragancias
Dime esa palabra
Que tus ojos cantan
Como fluye el viento
Como corre el agua
Entre las montañas
Bésame los labios
Tócame la cara
Que me tiembla el alma

Poseía, poesía
Caminaba, componía
Comparaba, concentrada
Si buscaba, encontraba
Contaba y cantaba

10 comentarios:

Esquitin dijo...

He pensado tantas veces eso...llegué a pensar que yo no existía en realidad, que sólo era algún personaje de una película que otros veían.Muchas veces me siento asi, y siento tristeza, y rabia y dolor y ganas de que me dejen ... porque sólo me hacen daño. Pero yo les quiero...
Los versos son muy bonitos, son como las sonrisas de los niños: naturales y bellos.Son tuyos?.

M dijo...

lo que está escrito al final del texto es una canción de Facto Delafé y las Flores Azules, es una canción dedicada, muy bonita, que me encanta por muuuchas cosas, se llama Solo Palabras, y me encanta lo que dice de "caminaré ciego, porque se que miras..."

Esquitin dijo...

Si, de todo lo que ponía, fue lo qué más me gustó: caminaré ciego, porque se que miras... lo he hecho tantas veces...

Alicia dijo...

Me permito la entrada, ya que encontré las puertas abiertas.
No recuerdo cómo llegué a este blog, porque suelo saltar de uno a otro: en permanente BUSQUEDA. No sé en realidad qué busco, pero sé cuando "encuentro"...
Me ha llevado varias noches leerte, y ha sido un verdadero placer. Me encontré conmigo misma varias veces, en varios posts y sobre todo creo que encontré en vos Marcos, una de esas personas increíbles que no se encuentran todos los días y que particularmente festejo cuando lo hago.
Aquí estoy, en la primavera de la Patagonia Argentina, buscando.

Miada dijo...

¿Y al revés no es lo mismo?, ¿no tenemos nosotros también un mando a distancia sobre otra persona?...

Un beso.(en color)

carlos martinez dijo...

Pues si que es curioso lo del mando a distancia, y cierto también. Habrá que tener mucho cuidado a ver a quién le dejamos nuestro mando. Y manejar el nuestro con infinito cariño. Y que no se acaben las pilas ni de uno ni de otro.

Daniellha dijo...

Marcos...me parece increíble, que puedan existir personas con ese poder, pero existen y nos manejan con sus mandos, siempre que con ellos, acompañen el amor, el cariño, la comprensión. Me gusta mucho ésta canción.
Gracias de corazón por tus felicitaciones el día de mi cumpleaños.
Un beso.

tomatita dijo...

Más que influencia, diria cooperación, contribución, siempre sumando, no restando...al fin y al cabo, pueden darte amor o tristeza, pero no importa, siempre es algo que no poseías con anterioridad, no?

Tracy Chapman siempre es una hermosa inluencia.

Un saludo.

0coma5 dijo...

Me he pasado este verano escuchando Facto de la Fé en Radio 3.

Por otra parte, hay quien tiene un mando sobre ti. Lo peor de todo es cuando te das cuenta que es el mismo mando que va utilizando una y otra vez sobre los demás y tienen la suerte de que no se les rompa.

Malena dijo...

El "mando" algo que si se lo dejas a la persona equivocada o esta lo toma y se apropia sin uno apenas darse cuenta te lastima...
Hay días en los que dentro me crecen lágrimas en forma de bloques de granito, duelen al partirse, al romper me desbordan, se liberan y salen de mi llevándose con ellas su existencia, ¡sí! hay días en los que tengo un nudo y miedos, no quiero huir de ellos, quiero pasear con ellos y que un día al amanecer se hayan ido, hay días en los que dentro me crece una fuerza que parte los bloques de granito y suenan risas...
A ti por ser tantas personas en una y ser un lugar en el que sé me puedo encontrar. Gracias, J.M.B.L. y a ti por tu blog, Gracias mil...