04 septiembre 2006

los pies en el agua

Te propongo construir / un nuevo canal / sin exclusas / ni excusas, que comunique por fin / tu mirada / atlántica / con mi natural pacífico - Mario Benedetti


De primeras salí del vientre de mi madre con el cordón umbilical agarrado, después, me fuí perdiendo...
Y es que uno empieza a gatear, luego le da por andar, y antes de saber pedir perdón, ya no sabes ni perdonar, ni mucho menos qué tenía que perdonar. Todo esto es porque estoy un poco del revés, camino con los párpados, apoyándome en los ojos, y mantengo el equilibro con el corte de pelo, porque resulta que el pelo me crece muy rápido y los pies no me llevan a ninguna parte. Las piernas solo las uso para meterlas en el agua de la playa para que se me metan las chinitas entre los dedos y acordarme de un par de cosas bonitas, y olvidar también otras tantas más. ¿Que si funciona?, claro que si, te lo digo yo que si. Aunque no sea apto para masoquistas, que yo no es que lo sea, es que me pegan sin preguntar si me duele o no.
Y es que resulta también que me gusta mucho hacer muchas frases y soltarlas, se me sueltan las palabras como al que se le escapa un perro, y tiene miedo de que le pille un coche, o de que se pierda y no sepa volver. Porque hay veces en las que las palabras se pierden, nunca vuelven, y las atropellan los coches. Hablo demasiado, utilizo muchas palabras, aunque el niño de mi vida diga que están pintadas de colores bonitos, aunque la niña de mi vida me repita que son los hilos que cosen todo lo que soy.
Si es que a uno empieza a gatear, le da por andar y ya no para. Se pone un día a correr con el desenfreno de esquivarlo todo y de no estrellarse, haciendo como que coge carrerilla para un salto que no va a dar nunca, pero que por si las moscas se da.
Si es que uno no puede correr pensando que los demás corren también, porque nadie siente como tú, nadie sabe lo que tú sabes, y pocas cosas se comparten realmente, y las pequeñas que se comparten son para flipar, aunque pocas coincidencias se dan en la vida y, entre las personas, todas tus demandas pueden ser exigencias para otros.
Hoy tengo la cabeza muy espesa, parece como si a la sangre le costara moverse, entre el calor y esta barba que me estoy dejando, echo de menos los pies en el agua de la playa, dejándo que las chinitas masajeen mis dedos, que el mar golpee con su fuerza y sentir esa pequeña paz dónde nada existe, dónde hasta las cosas que acabo de escribir tienen más significado.

"un hombre está en medio de la calle, malherido con una puñalada en la espalda, de pronto pasa otro hombre que lo ve tirado en la calle, y le pregunta "¿le duele", y este le contesta, "no, solo cuando me rio".



4 comentarios:

oscark dijo...

El pelo hace estragos de nuevo. Es lo que se me ocurre llamarlo el sindrome de la patilla larga, que es cuando ya esta en ese punto donde no te gusta pero quieres dejarlo todo como esta y te da pereza ir a cortarte el pelo y la pereza se extiende por toda la casa y asi hasta el infinito, mas un lapiz...
Echo de menos la playa, los chinarros esos que llamais arena y vuestra compania, tu compania en cualquier lugar, en cualquier momento...

FRAN dijo...

Que verborrea chikillo..., como lo pegas todo en un desorden ordenado. Es bonito correr para saltar, pero deberíamos saltar para coger vuelo, y hay que volar y volar para llegar a un punto de partida y vuelta a empezar. Comenzar mojándote los pies, ensuciartelos de arena para volver a quitartela y volver a llenartelos y así hasta que te de por volar para llegar a la otra orilla..pero también hay que llenarse las manos y saber caer para levantarse y salir a nado...y andar para echar a correr.
Me encantan los pies llenos de arena y me rio siempre cuando en la casa monto mi pequeña orilla al sacar del bañador miles de chinos/as.

... dijo...

¿Desde cuando los abortos escriben?

LaPereza dijo...

"Si es que uno no puede correr pensando que los demás corren también, porque nadie siente como tú, nadie sabe lo que tú sabes, y pocas cosas se comparten realmente"
Hola niño M! Espero que no tengas derechos de autor porque esta me la quedo.
Disculpa por no haberme reido con tu chiste, se lo conte a alguien y se partió de la risa ¿...? debería haber mirado si tenía un puñal en la espalda.