27 agosto 2006

aún... Praga

M, Oihana, Chusa, Diana, Valle, Oscar, Alex



es dificil hacer una entrada y hablar directamente del viaje a Praga y de los días en Budapest. Es dificil pornerse a recorrer cada una de las anecdotas, de las miles de anecdotas. Me cuesta un poco.

Es dificil hablar y contar todo desde mis ojos, o desde los ojos de Alex y Oihana, de Valle, de Chusa y de Diana. Es dificil hacer una entrada de todos los sitios tan bonitos que se visitaron, de los puentes largos que unen y los que se llenan de pánico con la lluvia, de las calles, de la gente, del aire de una ciudad viva, de las risas y las canciones por la calle, de los buenos momentos y de los muy buenos momentos y de los no-tan-buenos momentos. Cuesta hablar a modo anecdota de la comida vegetariana, de la carne con esa salsa y del pescado con aquella otra de Paprika, de la Paprika, de los autobuses que se largan sin decir nada, de las que no aparecen para entregar el dinero, de los taxis de 7 euros, de los aviones estropeados y de los chistes para que no se estropeen, del hotel de más y de los albergues de menos, de las miles y miles de fotos de 5 cámaras diferentes, de los camareros amables que se presentan en tu baño a sonrisa amplia, de las palabras que se pierden buscando regalos y de las que se encuentran en los silencios, de los sitios de marcha almodovarianos, mojados o llenos de cerveza muy barata y muy buena, de las piedras que son flores, de las postales que se sueñan que no se envían, de las horas del tren con revisores y pasaporte caducado, y de los cigarrillos en los lavabos o en el enganche de los vagones, de los resfriados heredados y de las caminatas eternas, de las guías de otro año y sus diferentes interpretaciones de la historia, del autobús perdido de antemano, de la perra que saca la lengua tumbada, de las muñecas rusas que viven allí en los escaparates, de los barcos por el rio con cerveza y torta de jengibre, de los caffé latte llenos de espuma y de descanso con lámparas gigantes y recepcionista triste, de las agonías de ir, de llegar, de volver, de los desplantes, de las malas caras, de lo injusto y las cosas poco claras, de las caras cansadas de los habitantes de guiris sobrados, de los abrazos, de los abrazos ansiados, de los que se dan y de los que se apartan, de los bocadillos de sabor a salchicha en vez de salchichón, de los tranvías y el revisor que nunca llega, de tu espacio, de mi espacio, de mi silencio, del pastel de manzana caliente que se recuerda y no se encuentra, de la llamada a Rossana caminando a orillas del rio, de los baños de Isabel Coixet llenos de calor y excitación . Es dificil.

A mi ahora se me hace aún más dificil hablar sobre la visita a Oscar, encontrarmelo en una parada de autobus que no era la nuestra, visitar una casa que tampoco era la nuestra, compartir un lugar que será el suyo. El suyo. Eso si es dificil. Se te echará de menos cuando menos me hagas falta, se te sentirá cerquita cuando más me hagas falta, se me hará dificil y se me hará fácil. He conocido tu espacio y me hace tremendamente feliz saber lo que vives, amar tus calles, amar tu aire y tu luz.

Hay tantas cosas dificiles, que a uno nunca le enseñaron bien a afrontarlas, a llevarlas bien, algo que no se aprendía en la escuela en ninguna asignatura, algo que yo quizás debe de ir aprendiendo... ¡con lo sencillo que puedo llegar a ser yo y lo dificil que me cuesta aprender las cosas!. Con lo difici...l. ¡Que dificil!, ¡qué dificil tiene que ser dejarlo todo en palabras sobre cada uno de los 10 días!. Yo no puedo, se lo dejo a otra persona o a otras, a cualquiera de mis amigos de viaje, para que rellene este trabajo.
Me bajo...
Praga es preciosa. Sois preciosos. Oscar es precioso.

5 comentarios:

La mujer sonriente dijo...

¡¡¡¡BIENVENIDOOOO!!!!!! =) =) =) Ya tenía ganas de leerte =P
Pues sí que tiene que ser difícil, sí... pero lo importante (pienso yo) es no perder el contacto, es seguir llenando vuestra amistad de anécdotas, de risas, de llantos, de momentos difíciles que superar ¡¡mucho ánimo tras la vuelta!! Seguro que para él también es muy difícil. Hacerse a un nuevo idioma, a una nueva vida, a una nueva parada de autobús, a una nueva casa, a miles de cosas más. Pero al final todo se afronta y vosotros seguiréis juntos: todos.
Muchos bechitos =) =) =*
Nchi =D
P.D. En serio, qué alegría volver a tener de nuevo en la red =). En breve pondré un post para ti solito jajajaja, cuando lo veas lo entenderás =) Yo y mis pamplinas.

carlos martinez dijo...

Bueno, bueno,bueno. A ti los viajes te alimentan ¿e?. Y a mi que me gusta como lo cuentas....pareces un guia turistico con prisas ja ja ja ja. Pero está bién porque de lo que se trata es de hacer una muestra y eso lo consigues. Pos ná bienvenio.

FRAN dijo...

Que punto de vista más inigualable...Y QUE COSAS MÁS BONITAS DICES A OSCAR. Todo irá bien, el aprenderá mucho y tú también...
Me gusta como ves las cosas, pero sobre todo como las cuentas. Las cosas pasan rápido, y al igual que tú ya estás aquí, cuando te quieras dar cuenta Oscar estará rondándote... mientras tantos deleitanos con post, y no te preocupes si te salen depresivos, NOS GUSTAN.

Un abrazo.

Miada dijo...

Lo bonito de los viajes no son ni las postales, ni las mil fotos, ni siquiera los recuerdos, lo mejor es haberlos vivido de principio a fin como has hecho tú...

Un beso.

oscark dijo...

Realmente se piensa dificil. Escribir un comentario desde una oficina que sera la mia, salir a unas calles que no son las tuyas, hablar con gente a la que no entiendes... Es dificil contar estos 10 dias como una anecdota, fue dificil pensarme solo en otro pais, en otra casa, en otra cama que no son las mias.
Quiza no me acuerde de todos los detalles, de todos los lugares, de todas las risas y todos los puentes, pero de lo que me voy a acordar es que esta visita me ha dado cuanto menos una tonta sensacion de plenitud. Estoy completo, completo pensandote, completo recordando mis dias aqui contigo, con vosotros.
Sabes que yo no tengo el don de la palabra, ni de la explicacion facil, pero si algo se que quiero que sepas, es que me has hecho Valiente, me has convertido realmente en Superman.
En estos dias habeis conseguido quitarme muchos mas miedos y ser valiente frente a todo, frente a todos.
Os echare de menos, Te voy a echar mucho de menos, no sabes cuanto, esto es precioso sin ti, pero mucho mas bonito contigo.
Pero estoy tranquilo y contento, a pesar de los miles de kilometros y los muchos paises de por medio es una de esas veces en las que mas cerca estas. Siempre a mi lado, siempre a tu lado. Te echare de menos hasta el infinito mas un lapiz...
No te preocupes por nada todo esto no sera mas que muchas mas historias para contar...


Tu vales mucho
para mi,
Sangre de mi sangre
para mi,
Sol del sol naciente
para mi,
HACES QUE ME SIENTA VALIENTE