06 agosto 2006

Facto Delafé y las Flores Azules

antes, escenario del concierto de Facto Delafé y las flores azules


esta tarde hablaba con Rakel sobre cuando nos gustan más las personas, claro está, la conversación venía por parte de uno de los dos, de cuando en la playa, en el juego de la verdad, beso o chorrada vergonzosa a hacer..., yo dije lo que me gustaba y no de Rakel. Se ve que las personas acceden a nuestra vida porque tienen un "algo" que los hace amigos inseparables, conocidos, o cualquier otra cosa al uso. Yo le decía que me gustaba cuando el huracán se paraba y charlabamos sobre temas de una forma más tranquila. Lo comparaba yo ahora como con una foto. Cuándo tu fotografías a alguien y esa persona está en constante movimiento es más fácil que la foto salga desenfocada, borrosa, una foto en la que todos sus detalles, rasgos, formas... se difuminen y apenas den a conocer solo una sensación. En cambio, cuando la persona se queda quieta, frente a la cámara, y esta coge el instante y lo atrapa, y así es cuando todo se llena de formas, de rasgos, de detalles, se detiene la mirada y todas las cosas que cuenta, se detiene la sonrisa y el silencio y todas las palabras, y tienes todo el tiempo de contemplar a esa persona, como si la vieras sin que se diera cuenta, como si te regalara ese momento. Porque a decir verdad, que la persona conscientemente te de eso, es un regalo precioso: "mira, así soy yo, así me gusta mostrarme cuando estás tú...".



podría enumerar todos los momentos en los que más me gustan los amigos y amigas que me rodean, y hacer miles de frases enreversadas de palabras y metáforas extrañas, pero sería mucho y me dejaría a muchas de ellas,..."me gusta cuando me escuchas con todas las comas y todos los puntos, cuando parece que rellenas el resto al mirarme a los ojos, y lees cosas que nunca ha leído nadie...", "me gusta que me impresiones, que todo en tí sea una sorpresa, me gusta que no sepas que haces eso...", " me gusta que te guste que a mi me guste que te guste lo que...". Pero serían muchas personas, y que no, que no es buena idea, hay veces en las que decir muchas cosas no es buena idea, uno se deja llevar y se malinterpretan muchas cosas. Aunque haya veces en las que haya sido que no...

Y esto viene también, que ya que estamos escribiéndo tan alegremente, a una charla que tuvimos en casa de Aitor. Resulta que por mi forma de ser o lo que sea, me he encontrado varias veces en mi vida con una pregunta un tanto curiosa..."¿yo te gusto, no?, o peor aún, ¿tu...?, vamos a ver...¿tú...?, ¿tú estas enamorado de mí, no?". Y esto es por no medir la fuerza de tus palabras, de tus gestos, de tus hechos.... Así que me encuentro yo en la algún sitio con alguna amiga teniéndo esta dificil conversación, en la fotocopiadora de la facultad, en un viaje, en un bar medio borrachos... y otros sitios, dónde la respuesta es algo como un: "Ummm, creo que no. No". Quizás porque ya me han dicho un par de veces que soy un tanto seductor, cosa que me cuesta creer, la verdad, me veo un tanto soso y muy peliculero, a raiz de esto me dedico a preguntarselo a amigos que me conocen muy bien (ya te acordarás Di, ya te acordarás tú también Rossana), y mi sorpresa es que lo hago, y que resulta que incluso muy a menudo, Di decía que el curro del hostel parecía que seducía a los clientes más que otra cosa, que incluso llegaba a ser una persona totalmente diferente, y que estaba seguro de que yo ni lo recordaría siquiera. Efectivamente, aunque soy plenamente consciente de cuándo lo hago conscientemente...

Y es que se ve que hay detalles de las personas que nos encantan, tenemos amigos con los que nos sentimos más agusto hablando, con otros bailándo o comiendo, luego hay amigos que nos gustan más cuándo tienen "uno de esos días..." o cuando te abrazan y crean una barrera impenetrable a prueba de cualquier arma, u otros con los que nos sentimos en perfecta armonía con solo estar a su lado, en silencio. Y eso es muy bonito.

Y a lo que iba este post, sobre el concierto, del que ya habrás visto alguna foto y algún recorte de alguna canción, que tuvimos en Salobreña el finde pasado: Facto Delafé y las Flores Azules, una noche inolvidable (en el post anterior ya avisaba y dejaba el video de una de sus canciones, de una muy bonita, que dice cosas muy bonitas...). Nos fuimos a la aventura, Dani (el promotor de todo con ese gusto musical que tiene el niño), Alex, Oihana, Oscar y yo (como las víctimas que le seguían). Las canciones y el ambiente fueron geniales, la chica que cantaba era preciosa y su voz igualmente, el chico tenía un ritmo hip-hop-ero muy bueno, mezclándo dos estilos de música que ligaban de maravilla entre luces, videos y serpentina. Al final del concierto nos acabamos subiendo incluso al escenario para compartir una canción repetida con ellos, porque resulta que cantaron todas sus canciones y la gente repetía "otra, otra...", ellos confesaron que ya no tenían más y, para nuestra sorpresa, nos vimos gritando "que repitan, que repitan....". La primera vez en mi vida en un concierto, aunque para ellos también, ya que nos dijeron que esto no lo olvidarían en la vida. Las imágenes a continuación ya lo dicen todo, aunque se grabaron más videos, con este es suficiente.

Muchas gracias por este minifinde a todos vosotros, a los co-protagonistas. Me lo pasé muy bien, me sentí muy agusto, muy libre, con una buena sensación de las cosas improvisadas. Supongo que así me siento con todos vosotros, una de las cosas que más me gustan.

El finde acaba con mi madre contando batallitas de mi penosa adolescencia en Almuñecar, en una comida en su terraza, con un pollo asado de mis favoritos más favoritos y un café que nos dejó a más de uno espídicos para la noche, que también salimos ya en Granada.

Me gusta cómo me siento así...

7 comentarios:

La mujer sonriente dijo...

jajajajajjajajjajajajjajjajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
¡¡Qué peaso de video!! jajajajajajajaja
Me ha encantado =) En serio, qué guay haber disfrutado tantísimo en una noche... cómo me hubiera gustado haber sido parte del público que os vio desfasar encima del escenario jajajajajaa Qué caña, me has sacado la sonrisa =)
Personalmente creo que tendemos a ver en nuestros amigos una parte de nosotros y que por eso hay algunos que no se parecen en absoluto a nuestra forma de ser pero con los que coincidimos enseguida.
¿En serio te han hecho esa pregunta? ¡Joe hijo! ¡Estás hecho un Don Juán! A mí desde luego nunca me ha pasado, aunque sí que es cierto que me la han formulado sólo con la mirada.
Un bechillo lunero muy grande.
=**

Ed dijo...

Anda que lo pasasis mal sooo cabritos!!!

Ed dijo...

y sin que sirva de precedente te voy a echar un piropo, que bien te sienta el moreno!!!

el_aviador dijo...

Como el Domingo me subí a la alpujarra (donde todavía estoy) con mi pollo, pues no he podido hacer la entrada que hubiera querido sobre el concierto y el finde; pero bueno, tú lo has resumido muy bien, sobre todo en al decir que fue estupendo, que estuvimos super agusto y que fue especial, tan especial que hoy no voy a meterme contigo, fijate.

Me alegro de habeos arrastrado, aunque no podía imaginar que iba a ser tan alucinante, el concierto y todo lo demás; ojalá que salgan muchas cosas más como esta.

Y si no lo digo, reviento: como me gusta tener razón, jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
jajajajajajajajajajajajajajajajaj

Adios.

FRAN dijo...

Pues sí, ultimamente tardo en dejar comentarios...pero los dejos...y no te quejes más.

Me encantan esos días en los que todo el mundo se lo pasa bien, es una sensación estupenda. Me da envidia!, pero me alegro...aunque la envidia es envidia...lo que digo, que me gustaría haber participado en algo así.

Que te llamas, ¿Don Juan de Marcos?..que cosas nos cuentas, jajajja, pero seguro que es más gracioso todavía escuchar tus batallitas en boca de tu madre, eso no tiene que tener precio.

Un abrazo.

Miada dijo...

Me alegro de veros disfrutar tanto y tan bueno. Así es normal que te sientas bien, y seguro que este no será un fin de semana más, es de esos para no olvidar y contar de batallita a tus nietos, jaja.

Un beso.

donialoca dijo...

precioso post sobre la musica y la amistad, que cuando van juntas ambas son mejores.

me encanta ese grupo.

un beso marcos, desde munich, jejeje.

muacs!