13 marzo 2006

en la playa



el primer día de playa. la primera vez en cabo de gata, unas playas límpias y paradisiacas, aderezadas con una gran compañía, desde Oscar, pasando por Rakel, con Dani y terminando en Ellen. ¿qué mejor forma de pasar un domingo?.
hay veces en las que necesitamos escapar, salir corriendo, no pensar. muchas de esas veces lo hacemos por la calle, intentando librar de nuestra mente toda la corrosión de esas cosas que son difíciles de olvidar. ¡si es que muchas veces cuesta olvidar!.
yo, particularmente y ya que siempre estoy aquí hablando de mí, me he dedicado toda mi vida a recolectar momentos, hay veces en las que me cuesta acordarme de cosas que pasaron hace 5 minutos, cuando mi mente, en determinados momentos, es capaz de elaborar un compendio de sensaciones y recrear a la exactitud algunos momentos de mi vida. se ve que después de haber estudiado tantos años psicología, haber terminado incluso la carrera, se me forman océanos cuando pienso en estas cosas. si es que en el fondo soy un tanto simple.



he agregado al disco duro de mi memoria otro recuerdo más, otro "primer día de playa del año", otro punto de referencia. porque en el fondo estamos llenos de puntos de referencia, puntos a los que vamos cuando no sabemos a dónde ir, lugares dónde fuimos personas tranquilas, sencillas, llenas de palabras llanas, dónde fuimos más nosotros, donde no necesitamos "salir corriendo".
me encantado niños/as el primer día de playa con vosotros, con esos paisajes tan bonitos, con esas charlas en el coche, con las tortillas de patatas, con el bocadillo de carne con queso (que me sentó fatal), llenos de arena, llenos de tranquilidad y de paz, fuera de todo, de los problemas con las pelas, con la idea de los que se van, durante un tiempo o para siempre, fuera de las agonías de la vida, del no saber qué hacer, del pensar qué será de todo, fuera del tiempo y sin tener que salir corriendo. gracias por un día fantástico Oscar, Rakel, Dani y Ellen!

4 comentarios:

el_aviador dijo...

Bueno, bueno, esa foto de portada de disco, me encanta. Ya lo he dicho todo en mi entrada que se que has leído, pero me alegra saber que no sólo para mí fué espacial.
Ah! tú también estabas muy guapo, no te enfades.

M dijo...

sino me enfado, que era broma, en serio que si...
qué raro me va a resultar leerme luego, esto de escribir en mi blog en esta parte es muy nuevo...

Miada dijo...

Especial ese primer día de playa, los primeros son siempre los mejores, incluso sin que llegue del todo el calor, la playa es tuya y eso es lo mejor...

Un beso.

FRAN MALAGUEÑO dijo...

Como te entiendo, solecito, olor a salitre y arena desde los zapatos hasta el pelo....¡y gente que quieres alrededor!¡Cuantas ganas tengo yo de pasar un día así! La depilación laser en la cara me ha convertido en un vampiro,con protección solar total todas las mañanas en la cara y evitando el sol lo máximo posible. Bueno, seguiré echando de menos visitar el mar en horas de calor. Recuerdo todos los años el primer día de playa del año anterior, pero se pierde en mi memoria cuando vuelvo a vivir un primer día escuchando olas....