28 junio 2009

Viceroy módrý prosím...

"Viceroy módrý prosím..." digo cada vez que estoy delante de la caja, en la tienda de los vietnamitas que están al lado de casa. La chica me sonríe porque cuándo entro siempre me dice "ahoj!!!, ¿Viceroy módrý?", y yo le digo "No", que es "si" en checo, y ella me pone el paquete de tabaco encima, porque Viceroy es una marca de tabaco y "módrý" es el color "azul", pero declinado, y con el "prosím" ya añado el "por favor" y construyo mi frase del día, una de las que más pronuncio, eso si, si me quito de fumar, no sé qué voy a hacer con ella, con la frase, porque a la tienda de la vietnamita voy a seguir yendo.
El checo es un idioma frustrante, en su gran mayoría, es desagradecido, porque una vez que aprendes algunas palabras y las quieres colocar para decir algo, resulta que varían según su posición o dirección y las frases no tienen sentido, y no te entienden, incluso si la maldita pronunciación de esas palabras no es totalmente correcta, ya que incluso hay palabras que pueden cambiar porque hayas pronunciado una Y en vez de una I, y i griega es una "i" muy brusca, como si no te saliera de la boca, y la "i latina" se pronuncia igual que en español.
Pero no todo es eso... las clases de checo a las que iba, no me sentía muy agusto en ellas, ni mucho con la profesora, es verdad que tampoco estudiaba demasiado, pero la química es la química. Ahora en la universidad, nos han dicho que lo mismo podemos asistir a las clases de checo para Erasmus, y así no tendríamos que pagar nada por ellas y las tendríamos en el edificio también. A mi me pareció muy bien, pero vamos a ver el año que viene con tanto curro que voy a tener sino acabo medio tonto...
Porque serán tres trabajos, dos de ellos, los nuevos, a combinar con Cervantes, y era eso lo que quería contar en este post.
Una alumna mía de conversación (son cursos privados, clases privadas, para hablar básicamente, se resuelven dudas de gramática, pero la chica tiene un nivel muy alto y discutimos sobre cosas, sobre árticulos que traigo, ejercicios de conversación sobre algunos temas, etc), bueno, pues Sarka, que es como se llama, me llamó para decirme si me interesaba un puesto de trabajo en un instituto de secundaria, serían 4 grupos, tres de 4º y 1 de 3º (que equivale más o menos a 3ºBUP y C.O.U), pero que ellos me daban a elegir los grupos que yo quisiera, el tiempo que quisiera trabajar y todo lo demás. Fuí con ella a hacer la entrevista, un poco lejos, después de pasar Cerny Most, la última parada de la línea amarilla, tenía que coger un autobús y pararme después de tres paradas más. La entrevista fue de lo más curiosa, Sarka actuaba de traductora entre la Jefa de Estudios y el Director del instituto, ellos tenían una copia de mi CV en inglés y le iban preguntando a ella todo lo que querían saber de mi, yo entendía muchas de las cosas... no todas, y tampoco pude usar mi frase para pedir tabaco porque ninguno de los dos fumaba, ni mucho menos vendía tabaco, así que me limitaba a sonreir. Se ve que les caí muy bien, porque tampoco paraban de sonreir ellos tampoco. Y me dijeron que "si", que le gustaba mucho mi metodología y que yo fuera psicologo, además de las cosas de pudo decir Sarka, que lo mismo hasta le traducía las cosas en palabras que ellos querían oir.
Este trabajo me permitiría tener un contrato normal, y era por eso por lo que lo cogía, Cervantes no tiene contratos normales, son por horas, sin vacaciones y sin otras muchas cosas.... pero de eso prefiero no hablar ahora. Ellos me daban la oferta diciendome que no trabajaría ni en Junio, ni en Julio, ni en Agosto y que los cobraría, que en Noviembre ellos tienen las prácticas y que tampoco tendría que trabajar, así como las vacaciones de Navidad, las de primavera y demás cosas... a mi me parecía fantástico que te pagaran por no trabajar, después de estar trabajando sin cobrar, hacerlo al contrario me parecía mucho mejor para mi.
Luego vino ese mail, la Universidad AMU (Facultad de Bellas Artes, la de Cinematografía e Interpretación y el Conservatorio de Música o Musicología) necesitaban un profesor de español, decían que no ofrecían mucho dinero ni un contrato en condiciones, pero que si la oportunidad de trabajar en la Universidad más famosa de la República Checa, con mucho prestigio en toda Europa y en sus maravillosas instalaciones... bueno, mucha palabrería para justificar un salario malo, pero resultaba muy atractivo trabajar en esos sitios, estar en contacto con gente relacionada con el cine y las bellas artes, tener alumnos que fueran futuros artistas o directores de cine, o actores y músicos... y ya me daba igual el dinero. Las entrevistas fueron dos, la primera con una simpática señora (en inglés) y la segunda con su rival y jefa de departamento en español. Y nos cogieron, y utilizo la primera persona del plural, porque fue a Mónica y a mi, cosa que a mi me preocupaba que fuera solo a uno de nosotros porque los dos queríamos trabajar allí, teníamos muchas ganas.
Las características de los alumnos de AMU, personas inquietas, extrañas, muy sensibles, con mil proyectos continuamente y con poca asistencia a clase..., mientras que estaban los del Instituto, alumnos cargados de hormonas que no quieren trabajar pero están obligados a estar allí, eso si, aquí en los institutos te llaman por "usted" para todo y respetan mucho a los profesores (esto viene del Comunismo y del respeto a los profesores, claro está).
Ahora estoy sin hacer nada, he terminado con los cursos y espero el día para volver a España y encontrarme con mi familia y mi gente (que para mi también son mi familia), para enfrentarme a un curso próximo muy agitado: Lunes y Miercoles de 8 a 1 en el instituto, Jueves toda la mañana en AMU, y Martes y Jueves tarde y Viernes por la mañana en Cervantes..., ¿el salario?, no va a cambiar mucho, es verdad, no me voy a hacer rico, pero aprenderé... no sé aún qué, pero aprenderé, quizás aprenda algo más de checo y pueda entablar conversaciones con la vietnamita de al lado de mi casa, y ya me arriesgue y pida otro color de tabaco, porque digo yo que estará igual de declinado al ser un adjetivo...

3 comentarios:

el_aviador dijo...

Antes de nada, ¿no podías poner la foto tuya de chico más grande? Egolatra!!!!!

Ay, los poblemas con las lenguas, esto da para una novela, yo dejo ahí la idea, novela o guión, que es más lo tyo, no?

Y lo de los trabajos, pues yo, como un poco adicto al trabajo que soy, te digo que va a salir todo estupen, que habrá momentos que estés hasta los gües y no puedas más, pero que va a ser una experiencia única y te va a servir mucho y te vas a divertir, ya verás. Eso por no hablar lo bien que nos sienta el curro a los que estamos mal de la azotea, claro.

Ánimo con todo señor, pronto nos vemos!!!!

Besitos!!!

M dijo...

Mira nene!!! no tengo ni idea de cómo ponerla más pequeña la foto de los cojones... y ya he desistido porque soy un "mancae" para estas cosas del lenguaje Htmls... a ver si engaño a la Cris o al Alex para que me hagan la blogs más bonica.
Los problemas con los idiomas... bueno, se ve que aprenderé checo cuándo me vaya de aquí!!!
Y si, lo mismo me viene bien, porque ahora no estoy trabajando a un ritmo normal y ya se me da por pensar y por meterme en el caralibro...
Besitos

Alejandro Muñoz Mateos dijo...

Es genial todo lo que te está pasando, no me cabe duda de que vas a aprender mucho en esta nueva etapa. Lo bueno de las personas es que independientemente de como digamos las cosas, al final todos queremos decir lo mismo, así que da igual lo mucho o poco checo que hables, que si en lugar de pedirle a la china un viceroy azul le pides un elefante rosa, seguro que con una sonrisa sales de allí con tu paquete de tabaco.

Te esperamos feo!!!