16 junio 2009

ser/estar/haber

uvidime... (veremos, en checo)
Bueno, de primeras quiero dar mil gracias a todos los mails y mensajes que he recibido a consecuencia de mis "ausencias", la verdad es que me da mucha pena no poder escribir en la blog, y la razón primera es porque me cuesta "no-escribir" y esta se ha mezclado con la de "escribir" y las dos juntas se han hecho del club de la "incongruencia", que es el mismo club (al mismo tiempo) de muchas de las cosas de mi vida. Y con esta incongruencia, me enfrento al teclado otra vez...

Estoy contagiado de una literatura pésima, esto de ser profesor de español te lleva a leer cantidad de redaciones cada día, a desenfundar mi boli rojo, uno que me regaló mi jefa hace ya tiempo para los examenes anteriores, y a poner faltas o a corregir excesos, y después de leerte 30 textos sobre Mi Barrio Ideal, ya empiezas a pensar o a darle vueltas por qué para para hablar de existencia utilizamos el verbo "haber" con "hay" y artículos indeterminados, como "un/una" y sus correspondientes plurarles, o si el verbo SER es para ser, para hablar de carateristicas, para identificar algo, o si el verbo ESTAR es para localizar en el espacio, y ya hasta te preguntas dónde vives tú, quién eres tú, y qué hay en tí o a tu alrededor... y me quedo en una simple definición, muy fácil de resolver, hasta para un estudiante de Acceso 1+2 (que son los principiantes), en la que "soy" una persona que echa de menos, en la que "estoy" en un país que no es el mío, pero si es en el que debo estar, y finalmente una en la que "hay" muchas cosas nuevas y "no hay" ninguno de mis amigos de allí, de mis nostalgias o de mis adicciones.

La comunicación se ha vuelto indispensable, tener una relación que se basa en el inglés (ahora un poquito más en el español, porque ha hecho un curso de Acceso 1+2 y ya sabe de qué van los verbos de antes), hace que muchas cosas se queden en el aire, perdidas o encontradas por las manos, esas que se mueven disparadas o disparatadas para poder decir lo que uno quiere decir, y te dices "bueno", y te dices, para cambiar de palabra, "vale", y continúas, porque hay cosas que se dicen con los ojos, y que se dicen con otras partes del cuerpo. Pero la cosa no termina ahí, muchas veces me meto en la blog de mi amigo Dani, y mis nostalgias se retuercen un poquito más, ya no es echar de menos o echar de más, es la comunicación, es el entender un lenguaje diferente, que no solo se refiere a lo que se habla. Me explico... o lo intento o me vuelvo incongruente, lo primero que salga.

Aquí tengo gente a la que empiezo a querer, en cierto modo, a la que quiero, pero no tiene nada que ver esto con los quereres, porque no estoy hablando de eso, hablo de hablar, de comunicar, de darte cuenta de que las palabras se quedan cortas, y que el canal de comunicación se vuelve incompleto, y que no hablo de mi pareja, que no tiene tampoco la culpa, hablo de la gente que me rodea, del sentido del humor, de la química, de la sensación de sentirte partícipe de algo. Hablar un mismo idioma o no hablarlo no garantiza muchas cosas, será por eso que les digo continuamente a los estudiantes, que aprender un idioma no es tragarse las tablas de gramática o las listas de vocabulario, que miren más allá, que miren cómo se mueven las personas, cómo miran, que intenten ver otras cosas, al principio se quedan un poco raros... pero yo creo que algunos de ellos me entienden, porque luego te dicen cosas muy bonitas cuándo termina el curso.

Y aquí termina otro curso, dentro de poco (o muchisimo) vuelvo a España, con algunos proyectos en la manga para el curso siguiente, y con muchas ganas de volver y de ver, de encontrarme con las palabras, con la complicidad, con la química, y disfrutar de ella lo que pueda, para volver a la batalla de encontrar algo parecido aquí, o quitarme estas tonterías de la cabeza, la primera que salga, la primera que sea, porque sino me sumerjo en otra incongruencia, la de querer estar aquí y la de querer estar allí, y eso no tiene ni piés ni cabeza.

Soy, estoy.... hay

5 comentarios:

o!h dijo...

que alegría leerte! me ha encantado este post Marcos, es “tú” con un acelerón, y eso me encanta. Tu lenguaje es tan poético como siempre, pero las palabras mucho más pragmáticas. Y sabes que adoro todo lo pragmático... :))) Cada cual con su locura!
Tengo muuuuuuuchas ganas de que vengas y darte un achuchón y jartarnos de hablar. Que eso seguro que lo hacemos, porque vaya carrete que tenemos todos.
Ya queda menos.
Besitos mil cielo!

o!h dijo...

Por cierto. La foto, preciosa.

jm. dijo...

hermoso.
una vez mas aqui me ves... Dije que lo iba a hacer y lo hice ...tengo palabra! soy cumplidora jajaja...
es tan verdad eso de que..
"hablar un mismo idioma o no hablarlo no garantiza muchas cosas" .. en que hay q mirar, observar, prestar atencion a otras cosas mucho mas profundas...
es tan verdad...
gracias. me encanto tu escrito.
saludos.
julieta.

Alejandro Muñoz Mateos dijo...

Pero que bonico eres!!! Ente yapacá hombre que queremos arrechucharte ya del to!!

el_aviador dijo...

Tu amigo dani también te echa de menos, mucho. Que difícil es estar, ser y existir en un sitio que no terminas de sentir como tuyo, hablo de mí, que conste, que aunque cerquita, a veces me siento en otro planeta.

Ya no falta ná!!!!!!! Un besazo