02 julio 2006

como dicen por ahí...

foto de rodaje - oscar sentado con la taza de café




llevo una semanita sin internet, y eso puede llegar a estresar mucho, uno se acostumbra a sus pequeñas rutinas: mirar el correo, escribir alguna cosilla en la blog, leer las blogs de mis vínculos de favoritas, escribir algún comentario en ellas, menos en la de la MujerSonriente que me sigue sin dejar hacerlo, ojear unas cuantas páginas, darle a bajar a otras tantas cosas y otras tantas tonterías que llenarían este hueco blanco de cosas parecidas a "dar una calada a un cigarrillo y beber un trago de la copa, porque así sube más...". Creo que el calor de esta tarde me está afectando.
Pues bueno, pues mira... sigo con el corto, me he visto las cintas y he elegido todas las tomas buenas que he podido, para una persona indecisa esto es una ecatombe, y claro, como no es como ir a una heladería y leerte 300 veces el letrero de los sabores y acabar cogiendo chocolate o limón que son los de siempre, pues uno se estresa un poco, peor se pone la cosa cuando los tenga que ir poniendo (los trozos) uno tras otro para crear algo parecido a lo que tengo en algún lugar de mi cabeza. ¡Si es que soy muy indeciso!, si es que siempre me leo todos los menús de los restaurantes chinos y acabo siempre pidiendo pollo con almendras, y ya me está cansando (el pollo con almendras). Así que no me cabe más remedio que admirar a las personas rápidas de decisión, a las que saben todo lo que quieren y van a por ello, así de rápido.
Abro el programa del Premiere, pongo unos trozos, uno tras otro, y empiezo a contar la historia, es algo muy bonito, pero a la vez da un poco de miedo, supongo que, como dicen por ahí, las cosas que dan miedo suelen importar mucho, aunque si eso fuera verdad muchas de las pelis de terror que he visto me importarían mucho en mi vida. Pero eso supongo que será otra cosa...



hoy he empezado con los niños, y cambiando de tema, por cierto. Ha sido algo extraño, son tan pequeñitos y tienen los ojos tan grandes que parece que te absorven entero, a mi me han tocado los más pequeñitos, los que no saben ni leer ni escribir pero que hablan ya como personas mayores, supongo que criarse en ese barrio hace que haya cosas que se aceleren lo más grande. Hoy hemos hecho muchas cositas en el campo de futbol, juegos entre ellos, había una niña pequeñita, pequeñita, superguapa, que no quería jugar ni nada, yo me acerco a ella como me acerco a un cachorro, y le pregunto que si quiere jugar, ella me mira con ojos tiernos y me saca un dedo, ¡pero así como lo digo!, y me dice: "¡Cometé un peo!". Hubiera dado millones por haber grabado la escena, mi cara era un poema, no sabía ni qué decir, así que vuelvo a insistir, como el que no ha oido de una niña de 5 años eso ni mucho menos el dedo, ella me vuelve a mirar como diciendo "este tio parece que está sordo o es imbecil", y con una sonrisa llena de sarcasmo y cinismo me dice "¿que me dejes?", entonces me ha dado un ataque de risa, entonces yo creo que ha sido cuando la niña ha pensado "ah, que era subnormal de verdad". Luego con los talleres con ellos, muy bien, me preguntaban de todo, me agarraban y su subían encima mía, me daban besos y los que me habían ignorado totalmente antes, se me acercaban y me decían "maestro..." con una mirada de "venga, vamos a hacer un ratito ahora lo que tú quieras". ¡qué majos son los niños!. Aunque he acabado reventado, ha habido momentos en los que me he sentido como Peter Pan hablándoles de NuncaJamás, con las ganas de quitarles esos aires de niños que han tenido que crecer más deprisa y han olvidado que se puede uno esperar un poco más... ¿qué mejor ejemplo que yo, que sigo dejando mi ventana abierta todas las noches?

Aquí dejo un video de una serie que se hizo sobre Peter Pan, a mi me gustaba mucho...a mi es que me gustan muchas cosas.


Todos los besos...

5 comentarios:

aniyu dijo...

Animo con la composición del “rompecabezas”, que aunq te de miedo y te sientas inseguro, lo más dificil ya lo has hecho, que es tirarse al barro. Y con los niños, qué quieres que te diga..., que me he partido de risa imaginándome la escena de la "pobrecita niña indefensa" que no quería jugar. La verdad es que tiene que ser todo un mundo tratar con niños que viven de una forma tan distinta a lo que nosotros estamos acostumbrados y que no les queda más remedio que aprender a pasos agigantados. Mucho ánimo y mucha suerte con todo. Bss.

p dijo...

'cómete un peo'
... o como aprehender lo intangible...

La mujer sonriente dijo...

Aiiiiins... ¡¡siento mucho lo de mi blog!! Ya eres la tercera persona que descubro que le ocurre eso =( Pero no es el blog, es el ordenador porque estuve investigando desde el PC de un amigo y sólo le daba fallos en "blogomundo"... Así que no sé qué solución darte =(
Me he partido imaginándote con la niñita del peo y del deo jajajajajajjajajajaa Jooo.. Me has abierto toa la morriña que voy a "saciar" en breve, dado que me voy a ir una semanita de monitora a una Granja-Escuela ¡bieeen! ¡animales y niños juntos! jajajajaja
Un bechillo muy muy grande wapetón =) =**
Aio, aio.

carlos martinez dijo...

Quien con niños se acuesta cagao se levanta. Asies que has tenido suerte esa solo te dedicó un pedo. ¿Rica no?pues a mi me gustaria ver a sus pobres padres con un monstruito así en casa, tan repelente, tan redicha, tan ancianita. Hay nenes hoy en dia que dan motivos serios para preocuparse.
Cuando veas a un niño que no hace el niño apartate de él. De verdad, son peligrosisimos.

Miada dijo...

Yo soy una persona muy indecisa, pero no me lo pienso, sí pienso las cosas seguramente no las lleve a cabo, así que voy y hago, sin más.

Los enanos son geniales, qué envidia poder disfrutar con esos bichos, y todo lo que ellos te lo van a agradecer...

Un beso.