06 diciembre 2010

el olor a ti



he entrado y la casa huele a ti, será que dejas la ropa puesta en la calefacción y se mezclan los olores con esos olores que vienen de ti. no huele a tabaco, ni a comida, ni a vacío ni a cerrado... huele sencillamente a ti, a esa mezcla de suavizante y ropa limpia, a ese perfume fresco, vamos...a ti.
y es que me gusta, aunque haya veces en las que me gustaría que oliera también algo a mí... pero yo creo, que a ti te pasará lo mismo, que las cosas te olerán a mí, y las dos teorías se convertirán en una única absurda, en la que nada se hace cierto o se hace verdad, si es verdad (valga la redundancia) que el verbo hacer se puede poner delante.
he parado de escribir y he aspirado profundamente, quizás para validar una vez estas palabras o quizás para recrearme en la sensación de que la casa huele a ti.... a ti, aunque me empeñe a acentuar la "i".
estoy en la casa, y la casa huele a tí... ¿ves?, ya lo he dicho otra vez, y por mucho que me empeñe en no hacerlo, sigo acentuando la "i".

3 comentarios:

La mujer sonriente dijo...

Me encanta los olores, y más los que me evocan buenos recuerdos.
Tengo un amigo con el que me abrazo siempre que le veo y al despedirme de él. Este chico es muy coqueto y siempre lleva las típicas colonias que embriagan todas las habitaciones por las que pasa. Después de abrazarnos mis cachetes huelen a él hasta la noche.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

los olores producen sensaciones inolvidables,te hacen recordar momentos q tienes perpetuos en la mente,mu chuli arki

bola de hilo ciego dijo...

(: