21 septiembre 2007

Praha Vol.1: Marcos es Mârek en checo

nuestro barrio, nuestra estacion de metro: Kobylisy


Me levanto temprano, como cualquier otro día, pero con la diferencia de que esta vez salgo con la maleta, con una maleta negra y grande que resultó pesar 23 kilos. Aún duermes, con la boca abierta, como cualquier otro día, estirado en la cama como intentando dejar cada parte de tu cuerpo en el colchón. Y yo ya me despido, de Granada, de esa habitación y de ti.
Entre llegar a Málaga en bus, entre llegar al aeropuerto y entre esperar y esperar, me encuentro con mis futuros compañeros de beca, 6 desconocidos de 8 besos y dos apretones de manos, nos vigilamos y nos estudiamos rápidamente, pensando que son las personas con las que compartiremos las 14 semanas que nos quedan por delante. Alex, Ángela, Enrique, Ana, Alicia y Rosario, más o menos por orden de aparición. Y aquí empieza mi viaje, que se diferencia de otros en ellos, que se parece algo en la idea esta mía de salir corriendo muchas veces, solo que ahora vengo acompañado, y por ahora, muy bien acompañado.


17 horas de viaje, desde que me levanto de nuestra cama, hasta que llego a la cama nueva, mi-solo cama. Una parada en Milán de 4 horas que se convierte en 5 horas, ya hay más tiempo para charlar, para planear, para saber quién fuma o quién tiene preferencias parecidas a las tuyas, el estudio sigue, pero ahora es más suave, más centrado en detalles, como en la casa de Gran Hermano, cuando entran todos y todas y se van fijando los unos en otros, a ver con quién puede que hagan mejores migas.
La llegada a Praga y una foto de aeropuerto con todo el grupo, esto se parece mucho más ahora a GH. Nos encontramos con Jan, nuestro tutor de las prácticas, un tipo de metro noventa, alto, delgado y muy desgarbado, con una sonrisa irrisoria, bobalicona, gesticula mucho con las manos, camina a una velocidad imposible de seguir, y su español es muy bueno, su forma de expresarlo, un poco más torpe, porque entre otras cosas, no escucha mucho a los demás. Adivina nuestros nombres por nuestras caras y luego nos entrega las tarjetas de transporte para los 3 meses.
La casa está a las afueras, es un barrio residencial, a 4 paradas de metro del centro total, cerquita para otros, para nosotros un poco raro. Tres dormitorios y un salón, hacemos las reparticiones, los tres chicos juntos en una habitación enorme y las chicas compartiendo en las otras dos, el salón decidimos dejarlo como salón para poder estar juntos. Días más tarde Alex y yo nos vamos de la habitación de Henry (Enrique rebautizado por mi) porque yo respiro fuerte y Alex también, le cambiamos la habitación a Rosario y a Ana.


Salimos a comer fuera, dando vueltas por una ciudad que se muestra fría y lluviosa, cosa que no ayuda mucho escuchando a Jan decir que nosotros hemos traído la lluvia. Y de aquí en adelante empieza la aventura en esta ciudad increíble, difícil de explicar muchas cosas, porque se suman una a otra de una forma muy rápida, constante, es como un niño pequeño en Disneyland su primera vez, una cosa lleva a la otra y no puede ni pensar en que tiene hambre. Apenas he estado en Internet, apenas he escrito, apenas he hecho fotos, llevo la cámara puesta en las retinas, quiero verlo todo por este objetivo y ya dejaré espacio y tiempo para mirarlo por el otro, estoy viendo Praga, conociendo esta ciudad que empieza ya a pertenecerme, cuando no dejo de verte en cualquier esquina, como si fueras a cruzar, como si quedara algún tipo de estela difícil de disipar.
Estoy bien, estoy muy bien, estoy contento, estoy muy contento… echaba mucho de menos muchas cosas, pero echaba mucho de menos a mi, encontrar cosas nuevas de mi mismo, experimentar con ellas, intentar valorar más las cosas que tengo propias, ser más positivo… no sé, todo eso me va bien por ahora, todo va fluyendo con normalidad, tranquilamente. De momento voy a hacer las prácticas en una productora de cine: Punk Films, estoy haciendo un curso de checo/inglés por las mañanas con mi grupo, paseo por las tardes, bebo cerveza todos los días, he conocido a gente checa, estuve en la opera viendo ”Su madrastra”, una obra muy famosa checa y el próximo lunes voy a ver Carmen, he conocido a Jakub y me he encontrado con la parte que Oscar dejó aquí, he probado miles de cosas que no probé en el viaje anterior, hemos comido en muchos sitios checos-checos, hay planes con la gente de visitar Viena, Cracovia, Berlín… y los alrededores de la república checa… y estoy bien, muy bien, contento, muy contento, aunque eche de menos, aunque se eche de menos, esta experiencia no volverá y tengo que cogerla como sea y llenarme de ella, porque cuando vuelva, volveré a ser el Marcos de antes, y todo lo que pueda enseñarme este, será espectacular….
Ya iré contando cosas, es difícil encontrar un espacio para poder escribir… pero de momento, aquí está la introducción y un breve repaso a estos días.
Continuará…

10 comentarios:

oscark dijo...

Ufff, no sabes la de recuerdos que me trae todo. Me estoy mueriendo de la envidia!!!!, aunque me alegro infinitamente de que estes bien, muy bien, de que estes contento, muy contento, nunca te habia notado tan relajado en la distancia y me alegra.

Disfruta y vive todo lo que Praha te puede dar, llevas solo dos semanas, te sorprenderás de cuantas cosas puede ofrecerte....

NDT

Anónimo dijo...

Me gusta verte lleno de Praga, encontrando al M. de siempre, o de antes, al M. de nunca, al que sonríe abiertamente sin buscar nada más. Sonreir por vivir.
Llénate de Praga, de gente nueva, de nuevas experiencias, y luego vuelve, a donde sea, pero vuelve siendo el M. que conquista. Te quiero

Di

Clara dijo...

Marquitos que bien que te llenes de vida!! No sabes lo que me alegro por ti! Disfruta Praga y coge fuerzas ya pa siempre, que lo de viajar engancha!
Besis
Clara

FRAN dijo...

Que bien notarte tan contento. Te deseo que disfrutes mucho y lo pases mu bien y que yo lo vea...aunque los billetitos están por las nubes!!

Un beso.

Anónimo dijo...

Hola!
No te conozco pero hace un mes llegue a tu blog por casualidad y me gusto y ya tenia curiosidad por cm te iba en Praga.
Solo decirte q disfrutes mucho de Praga y disfrutes cada momento y sensacion q solo se vive una vez!

Saludos,

Eli

o!h dijo...

Viva!Que alegría verte tan positivo y tan feliz. Imagino que está siendo inolvidable...Y lo de la productora me parece toda una oportunidad..Disfruta Marquitos, hazlo todo y deja algo para despues.

Aquí se te echa de menos, seguro que mucho más de lo que crees :)) jeje.

Un beso como mil Australias

Jordi M. Novas dijo...

buen blog..

Cris dijo...

Maaaaaarrcos! Q emoción leerte y sentirte tan a gustito, tan feliz. Me ha encantado ver las fotos de tu gente de Praga, se te ve con una sonrisa de verdad, de verdad de la güena!

Y lo de la productora...bueno, bueno, bueno.... todo indica que este era tu momento y tu lugar.

Sigue disfrutando de todo!

Te echamos mucho de menos :)
Besazos

scott dijo...

Hola chiquitin,
Me alegro de que todo te vaya tan bien.
Scott se acuerda mucho de ti.

Summers,S.

Chocobelga dijo...

Ahoj Marku!
Seguramente a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que el vocativo de Marek es Marku. Los checos tienen la jodida costumbre de cambiar las palabras cuando las declinan, al principio es gracioso, luego la cosa deja de tener gracia...
Me alegro de que Praga te haya hechizado, es curioso que una ciudad tan bonita pueda tener habitantes tan difíciles. Porque los praguenses son difíciles. Luego cuando les pillas el tranquillo la cosa se relaja. Y cuando te acostumbras a beber la cerveza por litros (y no es una exageración) te los metes en el bolsillo. A mí me encantaba perderme (a veces intencionadamente otras no) por las calles estrechas de la "staré mesto", es muy turístico pero tiene su encanto. En un café "cubista" cerca de la plaza vieja, tienes wifi gratis y es un bar muy chulo y tranquilo. Intentaré precisarte más los datos.
Es una pena que te vayas justo antes de que yo llegue, aunque quién sabe, Praga atrae mucho y cuesta irse...

PD. Cuidado con los ingleses los fines de semana, van de despedida de soltero y son vomitivos (sic)


Mej se hezky a na shledanou.
C