26 julio 2007

y si... la identidad masculina

alex en almuñecar. Julio 2007

Ya he terminado los manuales que tenía que leer sobre Intervención en Violencia de Género, de mala manera he hecho los resúmenes de los libros, he criticado lo que mi mente tardía pudo hacer, y de entre los tres, me he encontrado con uno que me ha hecho pensar sobre mí, no por encontrarme como un hombre maltratador o un hombre maltratado, sino por encontrarme como un hombre, con todos sus roles que ha de seguir, con los que se inculcan, con los que se quedan, con todas las batallas que se han de luchar para resistirse a tantas barbaridades que al hombre se le han de educar para que sea... un hombre, para que no sea homosexual ni mariquita, para que sea fuerte y no un debilucho, para que sea dominante y nunca sumiso, para que se aleje de su feminidad y se acerque al universo duro de la no-expresión de sentimientos.
Toda la evolución que seguía el libro, me hacía pararme en mí en alguna época, la que me tocó, la de mi educación y la de mi sociedad, llegando a teorías actuales, más abiertas, menos opresoras, que luchaban a cara descubierta por hacer de los hombres... personas, y llegué a Alex, a mi ahijado, a ese pequeño, a ese proyecto de... hombre, pensando en todo lo que le tocaba seguir a él, o todo lo que debía seguir él, haciendo una persona libre, que fuera como fuera, que no abandonara ninguna parte suya, por pensar que así se acercaría más a su género, fuera de frustraciones, de miedos, de impotencias absurdas...
Y entre los textos, os dejo un poema de hace muchos años SI... (IF) de Rudyard kipling (1835-1936), para que vosotros y vosotras lo leyerais y vierais qué tal. Porque si hay discriminación, si hay roles de género masculino que atraviesan cuerpos, que matan, de devoran por ira, por miedos, pero también entre tanta violencia y sin excusar nunca esta, entre tanta mierda, hay hombres que se niegan a vivir con ellos, con esos roles, que quieren ser libres... y que les cuesta, y que se queman a sí mismos por ellos.


Si puedes mantener intacta tu firmeza
cuando todos vacilan a tu alrededor
Si cuando todos dudan, fías en tu valor
y al mismo tiempo sabes exaltar su flaqueza
Si sabes esperar y a tu afán poner brida
O blanco de mentiras esgrimir la verdad
O siendo odiado, al odio no le das cabida
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad
Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey
Si piensas y el pensar no mengua tus ardores
Si el triunfo y el desastre no te imponen su ley
y los tratas lo mismo como dos impostores.
Si puedes soportan que tu frase sincera
sea trampa de necios en boca de malvados.
O mirar hecha trizas tu adora quimera
y tornar a forjarla con útiles mellados.
Si todas tu ganancias poniendo en un montón
las arriesgas osado en un golpe de azar
y las pierdes, y luego con bravo corazón
sin hablar de tus perdidas, vuelves a comenzar.
Si puedes mantener en la ruda pelea
alerta el pensamiento y el músculo tirante
para emplearlo cuando en ti todo flaquea
menos la voluntad que te dice adelante.
Si entre la turba das a la virtud abrigo
Si no pueden herirte ni amigo ni enemigo
Si marchando con reyes del orgullo has triunfado
Si eres bueno con todos pero no demasiado
Y si puedes llenar el preciso minuto
en sesenta segundos de un esfuerzo supremo,
tuya es la tierra y todo lo que en ella habita
y lo que es más serás hombre hijo mío....


Y bueno, relajemos el ambiente, con otra reflexión sobre "hombres", pero esta se la dejo a Fangoria...

5 comentarios:

carlos martinez dijo...

Menos mal que se van superando esas ideas tan retrógradas. Cada uno es como es y como tal se debe admitir por el resto. Refiriendonos por supuesto al papel sexual.
Hoy se sabe que esto es tan diverso como las personas.
Lo de ser ó macho ó maricón hoy en día es muy pobre.

Truffa dijo...

uhhh q bonito escribes,igual me gusta el lado oscuro del corazón*

La mujer sonriente dijo...

Que suerte tiene Alex de que si padrino piense en sus roles futuros y la presión social a la masculinidad... Si es que eres un encanto de persona, porque además estoy convencida de que todo lo que piensas se lo comentarás a su madre y ella reflexionará al respecto.
Un besito gaditano, corazón. ¿Qué tal está Oscar? =)
Nchi

FRAN dijo...

Yo aún me observo para averiguar si me quedan restos de todos los roles que se me inculcaron a fuego. Supongo que nunca terminaré de apagarlos, pero esta muy bién ver como padrinos, padres, hermanos, etc...intentan que no se vuelva a repetir.

Bss...que ya te queda poco tiempo para praguear!!!

Miada dijo...

Inevitables esos arcaicos roles que promueve nuestra sociedad, incluso las mujeres somos culpables en muchas ocasiones, es difícil educar en libertad, educas de forma automática como te educaron a ti, cuesta cambiar el chip y a veces te paras a pensar y puedes rectificar, al menos así lo intento hacer. El mundo no cambia de una generación a otra, pero estamos en ello...

Un beso.