28 mayo 2007

violento Madrid

bueno, para los y las que no lo sabeis, estoy en Madrid. Me he ido casi sin despedirme, primero porque no es por mucho tiempo que digamos, y segundo... porque se me ha olvidado.
estoy haciendo un Técnico en Intervención en Violencia de Género en Madrid, y aunque es un fin de semana si y otro no, ya aprovecho y me quedo aquí, aunque el experimento ha empezado un poco regular.

el viernes me subo por la mañana a madrid, la espalda la tengo rota, pero rota, con unos dolores horribles y sin poder apoyarla, eso y 5 horas de bus son un rato incompatibles, con el cuerpo torcido y lleno de escalofríos, llego hasta los brazos de mi hermana y su pareja que me recogen en la estación, me montan en el coche y arrastran a un moribundo que iba muriendo poco a poco con tantos dolores "tengo fiebre... creo que estoy malito", "bueno, si, vamos a ir a una exposición de fotografía de la pareja de una compapera mía del cole". La exposición, entre mis dolores, mi cansancio y mis excalofríos me resulta una mierda total, fotos que no contaban nada,y se me hacía la cosa más insoportable del mundo, "cómo me pregunten qué me parecen las fotos (y a mi que se me da fatal mentir) voy a salir corriendo". El catering de la exposición había acabado también, nos habíamos perdido lo mejor de la exposición.

Una farmacia, drogas para la espalda, tenía que estar nuevo para el día que me esperaba al día siguiente, 8 horas hablando sobre terapia sistémica en la violencia de género. Las cremas, unos cuantos paracetamols y me acuesto temprano. Pero mi cuerpo no quiere domir, quiere destruirme, estoy más que seguro, me levanto a las 6 de la mañana, y no puedo dormir más... podía dormir 2 horas más, pero nada.
Ducha, desayuno, ropa, camino, tren de cercanías hasta Atocha, metro linea 1 hasta Gran Via, y paso "Hoy no me puedo levantar" hasta llegar al edificio. Allí me encuentro a mis compañeras, besos y comentarios sobre el día anterior, se me hace raro porque soy el único chico de la clase y mi voz suena rara, uno hombre hablando sobre genero da curiosidad a ver lo que dice...
Comida en MacDonalds, un asco, hacía siglos que no comía allí, cualquiera que me conoce un poco de más sabe que odio este sitio con el alma, pero quería estar con mis compañeras más que ponerme timismiquis con la comida (yo es que me adapto mucho a todo).

La terapia sistemica es una mierda o el tio este la está explicando como el culo, una pena.. casi todo lo que sale de su boca me deprime, habla solo de teorías y poco de intervención, nos pone un video de una terapia con un cocainomano y su familia, que parecia (y era) más parecido al diario de Patricia que otra cosa, trozos mal elegidos de la película de La Guerra de los Roses (fantastica a la hora de ver los roles de patriarcado derrotandose, y roles igualitarios en una pareja, eso y la K.Turner, que está genial genial...). Termina el curso, hacemos un par de casos en los que no sabíamos ni cómo intervenir porque no habíamos entendido muy bien en qué consistía esta terapia. Me voy con un cabreo de tres pares...

Luego quedo con Lorena para tomarme un café, me encuentro a un "amigo" de Granada en el café por casualidad, un par de llamadas preocupandose por mi salud y yo preocupado por otras cosas, de saber cómo estarás, cómo te sentirás flaquito... porque soy así, y como la fábula de escorpión y la rana, "soy así y no puedo cambiar, es mi caracter".



Los dias que han pasado he estado febril, con el cuerpo roto, muy cansado, ayer incluso bucando los libros de la bibliografía que me tengo que leer para el curso, que de una lista de 40 he encontrado 1... así que yo no sé cómo voy a hacer los trabajos!!. De todos modos mi hermana y Jose me han cuidado muy bien, con la comida y con los masajitos de mi hermana (con los que he visto las estrellas).

Y los encuentros, claro está, Lorena y nuestra charlita con el cafelito sobre el amor y el sexo y los demonios que diambulan entre uno y otro, siempre tan graciosa contando sus cosas, hace un interpretación perfecta de todos los papeles de todas las películas. Y luego ayer Bea, un placer constante verla, con esa calidez que tiene tan apabullante, con nuestras charlas sobre los besos mal daos y otras cosas, dos consumiciones y unas tapas asquerosas no interrumpieron las confidencialidad que tenemos el uno con el otro, que ahora le echo yo más broncas a ella que ella a mi.

Y ahora aquí, frente al ordenador, obviando muchas más cosas que han pasado, pero es que no puedo estar todo el día así.... aunque otra cosita fue estar en el FNAC, que siempre me encierra, mirando libros de cine, me cojo uno de Isabel Coixet, me pongo a leerlo en la sala de lectura y se me pasa el tiempo volando y me lo acabo leyendo entero, dejando que la tarde pase entre sus páginas....


Bueno, y que os echo de menos mucho, la verdad, pero mucho... y espero que todo esto sirva para algo, la verdad, ya pronto estaré de nuevo en Granada, aunque Oscar llegará antes que yo,a vuestros brazos, y como a él le tendreis más ganas, pues ahí teneis tiempo....


2 comentarios:

cuentonuevo dijo...

"Se ha roto", grita el niño dejándome en el suelo con el cuerpo partido y el alma entera que, no sé por qué, duele más. Y roto, con la naturaleza reparándome lentamente, siento de otra forma lo que ocurre lo que vivo o sueño o escribo...
Abrazos de relajantes musculares, de antiinflamatorios y analgésicos de gominola.
Niñocactus

carlos martinez dijo...

¿Será verdad eso de que ·madrid me mata"?
Pues siemto mucho que se te haya jodio todo. A ver si al final te llevas mejor impresión de ESTO.