27 febrero 2007

la historia del niño gilipollas que quería volar...

para tí, por los viejos tiempos, y todos los nuevos que quedan....
¡lo que me he reido yo con esto!, ¡lo que nos hemos reido con esto!
NDT

8 comentarios:

oscareknt dijo...

Me encanta, me encantas

No se si esto es vicio
si es el mono
si es amor
pero no hay quien se olvide de ti

Ed dijo...

jaja que bueno era esto


saludos a los dos

Miada dijo...

Porras, la camiseta no era la indicada para la ocasión, hay que fijarse en todos los detalles para poder volar...

Un beso.

Ed dijo...

si hubiese sido de dumbo quien sabe

carlos martinez dijo...

Yo creo que la clave está en la talla de la camiseta no en el dibujo. Es mejor de talla grande para que se hinche con el aire en la caida. Tampoco está claro que lo que mate sea la risa ó el rebote.
Seguro que los del CSI lo saben...

Ed dijo...

siento estar totalente en desacuerdo contigo, la clave esta en el dibujo pues al estar realizados en la tinta esa resbalosa provoca la aparicion de de dos sistemas separados por una interfase que no contactan entre si lo cual nos lleva irremediablemente a la levitacion o vuelo del niño gilipollas......que ni capa se molesto en ponerse, se merece la paliza

M dijo...

qué razón tienes Ed, pero es que hay gente que no aprende, después del Gran Heroe Americano y Superman, grandes surcadores del aire a su... "aire", este niño ni se molestó en ponerse la capa, es que la escuela funciona muy mal, no se les enseñan a los niños las cosas básicas de la vida, luego se cometen errores una y otra vez...
y al final en la vida...
solo se aprende a base de golpes...
yo tengo una camiseta de Mikey también, me la compré en el Corte Inglés, es lo único que me he comprado allí, pues como que no me gusta mucho la tienda que digamos.. películas si, muchas, hace tiempo, ahora me las descargo.
Y eso...

oscark dijo...

A ver, no os creais todo lo que aparece dibujado. La clave está en que al niño gilipollas nadie le ha dicho que volar no es una función disponible para seres humanos todavía.
La cruda realidad es que hay veces que queremos un imposible, pero aun asi lo intentamos y desafortunadamente ni siquiera a base de golpes aprendemos, porque ahi tienes al crio que sigue con la perrera de querer volar a pesar del ostión y de la paliza.
La madre, como manda la ley de educacion basica, antes de perder el tiempo en explicarle al niño las leyes de la fisica, le regaña por querer intentarlo, y despues le castiga....
Es una historia mas compleja de la que a simple vista aparece...