19 febrero 2007

crónica de un viaje a madrid

"- yo no hago estas cosas... nunca."
"- bueno, yo tampoco... "
"- ya, pero es que yo no soy así..."






Llego a madrid con una rosa blanca de manos de Bea, un tallo largo envuelto en un plástico transparente con una pegatina que une ambos extremos con una pegatina de "te quiero". Ya es bonito que te recojan en la estación, más bonito aún si lo hacen de esta manera. La rosa olía a rosa, pero mucho, y entre la sonrisa de Bea, sus ganas y las mías, mezcladas con ese olor a San Valentín, empezaba mi aventura en Madrid. 5 días para llenar de anecdotas, de palabras y de alguna que otra borrachera.

Una cena y un paseo por la noche para contar esas cosas que nunca se cuentan, esos secretitos de los que ya estoy cada vez más convencido de que es mejor enterrarlos del todo, con mucha tierra a ver si se afixian y no vuelven a salir más, porque hay cositas que es mejor que no vuelvan y se queden en su casa y se pierdan con un alzheimer prematuro. Vaya que un día te pillen desarmado y tengas que acarrear con las consecuencias de que vuelvan.

Bea tiene un piso grande, y dos compañeros muy curiosos, Andrea, colombiana y con una belleza muy extica, y Carlos, economista y muy fuera de lo que pueda parecer ser, con los dos hice buenas migas... a mi lo de la sociabilidad, pues mira, ahí está, y como nadie se cree que soy tímido, pues nada, tengo que hacer de tripas corazón y tratar de ser yo. Salimos al día siguiente por el Art Decó (o como se escriba o pronuncie), el sitio de Bea, un bar de copas muy grande y muy oscuro, con una música que haría llorar a cualquier persona con buen gusto musical, perdón, con cualquier gusto musical... aunque la intención no era esa, era ver a la persona, a esa que ocupa la mente y la memoria de Bea y que no se marcha ni con el Alzheimer prematuro... Con Lorena, que siempre anima cualquier cosa como buena Showoman que es, unas copitas gratis y alguna mirada perdida entre la pista de baile, la noche fue pasando y el alcohol llenado a Bea de un salvajismo como nunca.



Un piso pequeñito en el centro de Chueca, Lorena se marcha, se crea su espacio, se une a otra parte de si misma, mucho más libre, más fuerte, pero con más miedo. Un balcón para cigarrillos, una compuerta para subir a un chill-out y para golpearse si estás muy excitada con tu primer día. Un chichón y un filete congelado para quitarlo. Una tienda de disfraces y una peluca para un disfraz de "actriz olvidada y con severos problemas de alcoholismo", H&M y un jersey "muy de tu estilo pero en azul, y no en rojo", unos vaqueros que ni llegan ni ajustan, calzoncillos blancos, el libro del guión de Princesas y un descanso en el Fnac para leer y envolverte en las cosas que más te gustan, un jersey que se engancha y se rompe. bolsas de ropa. Regina y las charlas sobre la vida, el amor y todos los demonios que se crucen por medio mientras uno se busca a si mismo. Un ex-amante y una sartén llena de patatas fritas, huevos rotos y un nuevo novio productor. Un bar de copas, la resaca del 15 de Bea, "mi hermano es el relaciones públicas", "podría ser la madre de cualquiera de los que están aquí", "ese no, que es amigo de mi hermano", "el de la sonrisa preciosa es palestino","ese chico me mira, me mira mucho...", "yo ya no se acercarme a nadie, la verdad es que nunca he sabido", "me llamo Alvaro", "yo no soy asi, esto va a ser lo mejor para tí...". Copas gratis y el alcohol subiendo ya desde el día anterior. Me voy andando, así me da el aire y pienso que mi vida está llena de anecdotas y de pocos hechos. Resaca. Mi hermana tiene una casa nueva, preciosa, llena de detalles, a Jose le encantan los detalles pero odia las cortinas, una comida sabrosa y completa...", "marcos, tienes que cambiar, no puedes seguir así, los buenos son los tontos...", "que bueno que siempre haya patatas fritas", un café, unas fotos, un IKEA y miles de cosas para no comprar, un par de idas, "me encanta ese mueble blanco para mi salón"... ojala estuvieras aquí para montarlo.

Rossana tras el telefono, así te lo cuento todo con detalles y con todo el descaro que a tí te encanta. Hace frio, hay una fiesta... no voy a poder ir a Arco.

"¿Se podrá tener nostalgia de algo que aun no te a pasado? Porque a mi a veces me pasa....(...) y luego me da pena cuando me acuerdo de lo bonitas que iban a ser, porque iban a ser preciosas...y luego cuando lo pienso me da nostalgia cuando me doy cuenta de que aun no han pasado y que a lo mejor no pasan nunca....".

Lorena es mejicana, pero nadie la llama Lorena, que simpático es tu novio, ¿quién ha dicho que es callado, si es muy divertido...?. "Estudio un master y voy todos los días al gimnasio...", "prueba el guacamole que estás en una fiesta mejicana...". Un beso robado de un novio y un beso devuelto a su novia. Estoy muy borracho, ¿quién coño se está bebiendo mi copa?. Fotos, fotos, fotos... "Este tio se me ha pegado toda la noche, y no he podido hablar con nadie". "Me ha dicho que me invita a un café y no sé que más...". Doy tumbos por la calle mientras Bea se rie de 3 borracheras seguidas. Dormir y acordarme de tí, y de tí también... y de tí, pues bueno, pues también. "antes me has mirado, yo te miraba... y tú no te acercabas, mis amigos se van y yo no sé qué hacer". Comida mejicana, ensalada de pasta, pasta con tomate. Ya tengo el billete, pero es para una hora y media después. "Yo me espero contigo". Necesito un enchufe para el movil. Quiero hablar contigo. Silvia está muy guapa con el pelo largo y con su sonrisa en sus ojos. "¡qué bien veo a tu hermana!". Lorena tiene un chichón, Bea llama y está apagado o fuera de covertura, "quiero verte, quiero que me digas esas cosas que antes me decías por telefono a las 5 de la mañana". Las 5 de la mañana es muy mala hora para dormir, es para recordar.



Y luego el calor, que sube desde los pies y se va guardando en partes del cuerpo, las manos se encongen y tienes que controlar el cuerpo para no morder, para no hacerlo a quién no debas...






y un bus de vuelta, buena compañía en un taxi compartido... pero eso, ya es otra historia, y no ocurrió en Madrid.

5 comentarios:

Alejandro Mateos dijo...

que jersey más bonito marcos...!

Lorena Montelongo dijo...

Un placer tenerte por akí guapísimo!! Muchos besos... MÉXICO

Miada dijo...

Eso sí que es un viaje intenso y lo demás son tonterías...

Qué reguapo estás en las fotos Eme, así da gusto.

Un beso.

Beatriz dijo...

No sabía la falta que me hacías hasta que te he tenido aquí. Ojalá no tenga que esperar tanto tiempo la próxima vez...
Te quiero mucho

carlos martinez dijo...

Pues si, yo también he compartido piso con compinches y han sido mis mejores años. Hemos conseguido alojar a mas de 30 personas...que cosas.