16 enero 2007

y al final no pude

la responsabilidad, la angustia, la presión de tantas cosas... no lo se. pero me levanté y le cuerpo se me quedaba paralizado, la angustia volvía y no sabía ni por qué, pero el piso se me hacia grande, grande... y no he podido más. He dajado el trabajo hoy, intenté hacerlo ayer y no pude al final, creía que tenía más fuerzas, creía que podría con la ayuda de los alumnos, con todo el apoyo que me dieron ayer y demás. pero algo falla, y no tengo ni puta idea de qué es. solo se que soy yo y un extra más.
espero que todo cambie y esto no me cambie del todo, espero que no haya un antes y un después en todo esto, porque lo que es ahora mismo, es lo peor. las cosas que no se entienden vuelven loco.
casi todo el mundo ha coincidido que me iba a arrepentir, que esto sería un socavón en mi vida, una batalla de la que huí y contra la que no luché, y con toda la información que tengo ahora en la cabeza, he pasado de un miedo a un curso a un miedo a mi mismo. aunque sepa que también este es falso, pero está ahí.

8 comentarios:

donialoca dijo...

estoy contigo, lo que no se entiende vuelve loco.

si no estas seguro, si no te convence, si no te hace feliz, si no te hace sentirte tu, si no te ves, entonces no es para tí.

que no te paralice nada. y menos un puto trabajo. hasta los 65 tienes pa jartarte. un millón de besos

oscarkent dijo...

Y yo que te digo mi ninio si soy el primero en tirar a la papelera de reciclaje cualquier cosa que me produzca malestar.
Lo unico que quiero es que estes bien, no me importa el trabajo, me importas tu y sobre todo, sobre todo, por favor, no te cuelgues a la espalda nada de nada, si has decidido no seguir es para quitartelo de encima, no para ponerte cruces...
Ndt

Ed dijo...

pues no pasa ná! a otra cosa campeon

ana dijo...

Al fin y al cabo, sólo era un trabajo. Si ahora te sientes bien, si vuelves a estar cómodo, si la tripa ya no se te revuelve cada mañana, no tienes de nada de qué arrepentirte.
Si siempre fueramos tan valientes como para dar ese paso, quizá también seríamos más felices.
Besos.

Miada dijo...

Lo primero eres tú Eme, y nada más. Sí tú estás bien fuera de ese trabajo, es lo que debes hacer, a por otro y punto.

Sí tiene que haber un Después haz que sea mucho mejor que el Ahora.

Un beso.

FRAN dijo...

Ea...a por otra cosa. Pero a por otra cosa, que no se te enquiste todo esto. Estoy con Oscar, si decides dejar algo, es para dejarlo, no para comerte la olla.

Muchos abrazos y mucho ánimo. Además, tienes que cuidar de mis botas, que son mu delicadas ellas, que aunque feas y viejas, se pintan siempre antes de salir a la calle.

Chocobelga dijo...

Querido M, ¿desde cuándo dejar algo que nos produce malestar es un fracaso? A veces nos domina un sentido de la responsabilidad absurdo e infundado que no nos deja ver que es muy importante nuestra felicidad porque de esa forma hacemos felices a los que nos rodean y nos quieren. Así que borrón y cuenta nueva, y paciencia, mucha paciencia que todo llegará. Entretanto muchos besos, y si quieres un atracón de chocolate, ya sabes...

Anónimo dijo...

No sé si es bueno o malo, sinceramente; si va a tener repercusiones o no. Pero, total, qué importa, ¿acaso hay algo en esta vida que no las tenga? Tal vez lo mejor esté por venir, ¿cómo sabes que no has tomado el camino adecuado -el de valdosas amarillas, aunque ahora lo veas todo en blanco y negro-?
Ánimo y a por otra, mañana será otro día.