11 diciembre 2006

mis películas favoritas: ¿qué me pasa doctor?

what´s up doc?. de peter bogdanovich.



Judy: Sé que soy diferente, pero desde ahora voy a intentar ser igual.
Howard: ¿Igual a qué?
Judy: Igual que las personas que no son diferentes.

What's Up, Doc?,1972, Peter Bogdanovich

me sentaba con mi hermana en el sofá, cuando cabíamos los dos tirados y tumbados, y nos poníamos una y otra vez esta peli llena de disparates y confusiones de maletines rojos a cuadros, nos reíamos con los mismos chistes, de las mismas situaciones absurdas, y me reía como hoy me sigo riendo después de haberla visto ya más de mil veces. es que hay veces en las que te enamoras por cómo alguien te hace reir, yo me enamoré de esta película porque era de las cosas que mejor me hacían sentir... y como los buenos amores, no es para estropearlo, sino para cuidarlo en condiciones...
una mujer extraña, lianta y con graves problemas de expontaneidad, un musicologo introvertido, tímido y sin personalidad, una novia extravagante, manipuladora y chillona, una rica medio-loca llena de joyas, un espia en busca de unos documentos secretos, un espiado con unos documentos secretos, y todos sus maletines a cuadros rojos, se intentar robar y enamorar en un hotel dónde acaban todos juntos, mezclando sus vidas y sus maletines.

que me hagan reir es una de las cosas más importantes para mi, una de las cosas que más valoro, supongo que casi como todo el mundo, para mi es una forma de establecer una química especial, y hay personas que la tienen así, que les sale así, de cualquier manera, sin querer y queriendo, son gestos pequeños que resultan graciosos en cualquier situación, son formas de hablar, de gesticular, de bailar, de moverse...¡y hay algunos que son la hostia!.

y a mi me pasa ese efecto con las personas, lo que quiero recibir también quiero devolverlo, no suelo ser muy gracioso, pero cuando alguien se consigue reir conmigo por algo, intento explotar todo eso al máximo, hacer reir a alguien me hace sentir muy vivo, muy lleno, pero solo me funciona con determinadas personas, y en determinados momentos, aunque cuando arranco, no paro, se convierte en una droga, es adictivo ver a esa persona moverse entre mis chistes o mis tonterías.


Hugh: ¡No me toque!, ¡soy doctor!.
Juez: ¿De qué?
Hugh: Música.
Juez: ¿Puede usted arreglar un equipo estereofónico?
Hugh: No.
Juez: Entonces, ¡cállese!

12 comentarios:

Oscar dijo...

Me encanta!!! Yo la veia solo cuando era chico y sabes que pocas cosas me hacen reir, pero esta pelicula me traia loco y me sigue trayendo.

Judy: Me llamo Judy
Howard: Howard encantado,
Judy: Te puedo llamar Steve?

O algo asi era, pero lo recuerdo y me rio.
Y no puede provocarme otra cosa mas que un ataque de ternura cuando recuerdo las veces que has conseguido hacer reir a alguien, la cara que se te pone, se te hinchan los pulmones para tomar aire y repetir la gracia, te brillan los ojos y la sonrisa no la puedes borrar de tu cara...

...no dejes que ningun adulto te quite la magia que tienes, aunque yo lo haya intentado alguna vez...

Ndt

carlos martinez dijo...

Lo bueno además es que el humor tiene la aplicación practica de que se puede decir la verdad a la cara.

Anónimo dijo...

Cuanta loca suelta... y lo peor es que no todas son como la Judy de la película!!!!
Ampharou (problemas con el Beta, no me deja comentar con mi cuenta :(

LaPereza dijo...

A mi también me gusta mucho esa película, pero prefiero La fiera de mi niña, por mucho que la vea cada situación,cada diálogo me sigue resultando igual de gracioso. Creo que hacer reir a la gente es una de las mejores formas de hacer amigos.
Besitos.

LaPereza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
M dijo...

Ampharou?, no sé quién eres??...

Pues si, reir es uno de los mejores regalos que se le pueden dar a alguien, es bueno para el cuerpo, para el alma y para pasar un buen momento.
Y no Oscar, nunca has intentado, y si lo has hecho, bastante mal por cierto, quitarme esa magia de la que tu hablas, tu has creado esa mágia, o al menos parte de ella..
somos quienes somos y las partes que nos van dejando las personas que importan.
Besos para todos y algún abrazo por ahí!!!
A reirse coño!!

Anónimo dijo...

kuku

miada dijo...

Peliculóoooooooooooon, cada vez que pones alguna peli aciertas. A ver sí va a ser que esto del cine va muy bien contigo.
Tienes razón es bien importante que la gente te haga reír. Todos le damos mucha importancia, si no fíjate, una de las respuestas más habituales cuando te preguntan por las características que debería tener tu pareja es esa... "qué me haga reír"... ya ves tú lo consigues y no sólo con tu pareja.

Un beso.

fantasía dijo...

Sí, es importante la risa. Yo nací tocada por alguna hada :) me río con facilidad y me gusta la gente divertida que sabe reírse de si mismo...
Te envío besitos divertidos ;-)

Chocobelga dijo...

Vaya, pues yo he visto la película. Tendré que ponerme al día. A mí también me encanta reírme, sobre todo me pirran los ataques de risa, esos en los que no puedes parar de reír por mucho que lo intentes. Ahora me estoy acordando de algunos y ya me estoy riendo... en fin me voy a dormir, a ver si con esta risa sueño cosas buenas. Por cierto, para los golosos... ya está abierta la pastelería de Bruselas... ;-)

M dijo...

¿quién es?

FRAN dijo...

Por fin me deja comentar en blogger este...o eso espero cuando le de al botoncito.
A mi también me encanta reirme aunque tengo una extraña superstición a la que intento no hacer caso. Cuando la risa ya se vuelve nerviosa y elpavo sube a extremos insospechados, creo que algo malo viene (no demasiado malo), y que pasará en breve...una minipela, un minigolpe, un miniolvido importante...Ya tengo la peli, en cuanto la vi la monté en burra, esa y otras más.

Poco a poco voy montando una videoteca güena...más, más, kiero más pelis!!

Devuelveme mis botas! Son mías, y no me mandes ningún trozo a modo de recompensa que los cordones son nuevos!!!!!!!