16 febrero 2010

dicen que fue...

ella: ¿quieres bailar?
él: ¿qué?, he estado este fin de semana en un balneario, mira (le enseña la pulsera), Svata Katerina...
ella: si, se llama como yo.


"Dicen las malas lenguas que fue toda una muñeca, preciosa, con su propia caja de cartón y ventana de plástico fino incluso, aunque también dicen otras que era de las tiendas de "todo a 100", que no era auténtica, que era barata o que no valía.
Nunca se supo y ella nunca dijo nada.
Lo que si se sabe es que acabó en las manos desesperadas y amorosas de una niña de 5 años, que la relación duró un tiempo, que ella se sentía feliz entre sus brazos, que la niña la peinaba y la sacaba a la calle para que todo el mundo la viera, la protegía y dormía con ella, abrazada para que nunca se fuera de su lado, para que despertaran juntas. Las dos eran felices, eso también dicen. Pero también se cree que fueron otras manos desesperadas y celosas las que le despojaron de lo que le hacía bella, y que un día desapareció y acabó en la calle, tal y como se ve en las fotos. Dicen que un perro la encontró, aunque eso ya da igual, la cuestión es que se fue, que desapereció para ser encontrada así, aunque haya por ahí una niña con un peine que la echa de menos.
Pensabas que por ser de plástico vivirías para siempre. Te equivocaste. "

5 comentarios:

Lilou dijo...

¿Casi todo acaba como esa muñeca?
Recogerla, abrazarla, apretarla contra uno, ponerla encima de nuestra cama, hacerle unos zapatitos...

Clara dijo...

Me encanta el cuento

oscark dijo...

Cuanto tiempo sin pasarme por aquí, cuanto tiempo....

Anónimo dijo...

Yo tb tuve mi muñeca favorita,q peinaba,cambiaba y cuidaba cada dia.fue la primera y la única,llego a casa siendo la mayor,más alta,con ojos azules y sus coletas color marfil.Mi Rosaura.
La queria tanto q la cuidaba dia tras día,q cuando dejaron de funcionar sus discos le cantaba sus canciones con mi horrible voz,aunque ella no se asustaba.Creci con ella y fui muy feliz a su lado,ahora la echo mucho de menos,no quiero recordar el dia que mi madre la presto a su sobrina y nunca más volvió.
te acuerdas de ella Arki?gracias por tu cuento,me ha traido recuerdos,buenos,malos,no importa...

gaby dijo...

... puedo pensar que ahora la muñeca devorada por el perro, continúa recorriendo cada ladrido, casada con sus huesos, borracha en su sangre, loca en cada noche podrida.