13 marzo 2007

mis peliculas favoritas: princesas



"esta noche no somos putas, somos princesas"


"Es rara, no? la nostalgia...Porque tener nostalgia en sí no es malo, eso es que te han pasado cosas buenas y las echas de menos. Yo por ejemplo no tengo nostalgia de nada, porque nunca me ha pasado nada tan bueno como para poder echarlo de menos...eso si que es una putada. ¿Se podrá tener nostalgia de algo que aún no te ha pasado? Porque a mi a veces me pasa. Me pasa que me imagino como van a ser las cosas, con los chicos por ejemplo o con la vida en general, y luego me da pena cuando me acuerdo de lo bonitas que iban a ser, porque iban a ser preciosas...y luego cuando lo pienso, me da nostalgia, cuando me doy cuenta de que aún no han pasado y que a lo mejor no pasan nunca...me pongo super triste, pero es como una tristeza a cuenta, como la fianza de cuando alquilas una casa, pero con tristeza, que la pones por delante, porque total, sabes que la vas a acabar utilizando igual...".



Candela Peña / Caye (Princesas)







Dani me dice que no cuento nada en las últimas entradas que he hecho, que esto de hacer entradas de fotos y eso, que muy bien, que si, pero que no cuento nada. Quizás es verdad, quizás no tengo nada particular que contar, quizás tengo muchas cosas importantes que contar, pero que me las quedo y no las comparto tanto como las suelo hacer por aquí, porque es que sigo hablando demasiado.... Quizás una cosa o la otra, y como no quiero hacerme el interesante, ni dar la información a medias para sugerir otras tantas más... empiezo con una de mis películas favoritas, una de las que ya he hablado alguna que otra vez: Princesas, de Fernando León de Aranoa.

Después del experimento curioso de Familia, el entrañable cuento urbano de Barrio y la intensa Los Lunes al Sol, Fernando León hace un regalo, al menos para mí, una historia de trasfondo social mezclado con la armonía de un personaje que sueña con mucho más, que le pueden las cosas y le atraviesa mucho la vida, y es que es dificil ser prostituta y que quieras que vayan a recogerte al trabajo.

Si es que últimamente hablar sobre las cosas que hago, no es hablar mucho, así que por eso quizás tengo poco que escribir, quizás es que últimamente tengo nostalgia de demasiadas cosas y de una persona, la que también se fue para que viera la vida de otra manera, para poder vivir la suya de otra y contarla después, como dos amigos que se reunen después de tanto tiempo para hacerse saber que no perdieron detalle el uno del otro, que todo sigue igual, que nada cambia y que, como las buenas amistades, las de verdad, el tiempo no razona a partir de ellas.

Y yo tengo nostalgia de lugares en los que nunca he estado, y tengo nostalgia de escapar, de escapar como nunca lo hice, de correr huyendo, como nunca lo he hecho, de romper cadenas y este pensamiento obsesivo circular que me deja dentro de la rueda de la jaula y no me lleva a ninguna parte.

Tengo necesidad urgente de saber de mí, de saber qué quiero, qué espero de mí, qué necesito, qué valgo... y otras tantas dudas sobre este cuerpo de 184 y 84 kilos de peso, de ojos de colores y de algún que otro complejo. Tengo tanta necesidad de eso, que no la encuentro en ninguna parte, tengo nostalgia de mi, nostalgia de las cosas que más me gustan, de la autosatisfacción, de sentirme orgulloso de mi mismo, de saber que ocupo un lugar, que no soy un extraterreste, porque ultimamente me he sentido un poco así, con tantas cosas rondando mi cabeza y esa sensación de estar fuera de lugar, de no encajar del todo en las conversaciones, de no entender el lenguaje de los demás, de explicarme malamente con miedo a ser malinterpretado y explicarlo aún peor, con esta impulsividad propia de mis manos grandes y mis pies con los dedos torcidos (me encantan los dedos de mis pies).

Porque si pongo mucho empeño en las cosas, caigo en una media explicación de estas, que se acaba convirtiendo en una bola, absurda e hiriente. y es que me jode lo más grande hacer daño a los demás, tengo a las personas pegadas a mi cabeza, y la sola idea me retuerce, pero se vuelve, como la rueda de la jaula, en contra tuya, y se hace inevitable: no se puede hacer todo bien, aúnque uno quiera.

Y luego está tu pregunta de la semana, la que me llena y me absorve entero, y sabes que tienes todo el poder, que solo tú, y es así, tienes todo el poder, aunque lo rechace, aunque no quiera, aunque lo haya disfrazado... me jode, pero es así. Y ese poder, al mismo tiempo, es tan bonito, tan lleno de secretos y de saberes, de las mejores intenciones, sobre todo de eso, de querer, desear... que todo cambie.

¿qué se puede hacer?

¿qué se puede hacer cuando sientes nostalgia de algo que nunca ha ocurrido?...


Caye (Candela Peña) es una poetisa de la vida, de la suya, de esa de ser extraterrestre y haber bajado a la tierra con la profesión de prostituta, porque es un poco la que le vino a ser, como la que te toca, como en Futurama, cuando Fry tiene que ser repartidor porque está programadado así, que tiene que llevar el chip, porque cada uno tiene que ocuparse de lo que tiene que ocuparse. Y jodete si sientes nostalgia por algo, y jodete más si sientes nostalgia por cosas que nunca hayan ocurrido, porque sino las provocas, te jodes 3 veces más, te levantas de la silla y dices que ya, que ya basta de tanta tontería y que .... a tomar por culo la bicicleta.


Entre tanto caos, entre tanta confusión, sigue habiendo una cosa que si se, de la que no tengo ninguna duda, de la que tengo una profunda certeza:

te echo de menos.

7 comentarios:

oscark dijo...

Esta noche no somos putas, somos princesas....me encanta la pelicula.
Un poco triste el post no? un poco desesperanzador... nostalgia de cosas que te han pasado, de cosas que no te han pasado, frustracion por cosas que no tienes que antes tenias y frustracion por cosas que imaginaste que podrias tener y que no has tenido???? Son muchas vueltas de tuerca para mi cabecita pragmatica e hiperrealista.
yo tambien te echo de menos

FRAN dijo...

Esa peli me gustó mucho tb, aunque es de esas pelis que tienes que ver con ganas de ver cine, porque sino te pierdes los detalles.

Esta bien que tengas ganas de conocerte y todo eso, siempre está bien renovar información o descubrir nueva. Lo más importante es no tener miedo a aprender de uno mismo por malo que sea y que te decidas a ver lo que tienes delante del espejo.

Y como es esto uno de esos consejos estúpidos de carpeta del instituto, que sepas que en breve tendré o no tendré, o tendré aunque sea del banco, o seguiré de alquiler, y así hasta el infinito...porque no me aclaro con cifras y me faltan datos como tasaciones etc...a lo que iba, que si sale bien tendrás un balcón con vistas al mar, sol, playas cerquita y una cama para que te quedes y pienses, o no pienses, y descanses de todo eso que te da vueltas en la cabeza.

BSSSSS CUIDABOTAS!!...NO SERÁ LA ESTA RESPONSABILIDAD LA QUE NO TE DEJA AVANZAR??

donialoca dijo...

"El amor es que te vengan a recoger a la salida del trabajo" dice Caye. Y a mi, que no me tengo que quitar las bragas para trabajar, me parece precioso. El amor es que te vengan a buscar para acabar el día entre besos, entre abrazos, entre sábanas...ay!
besos marquitos

carlos martinez dijo...

Pues la peli no la he visto, pero lo de nostalgias de lo que pudo haber sido y no fué si que he visto muchas. Todo eso pasa cuando no ves lo bueno que si tienes ó te pasa. Hay que disfrutar de lo que si es, no de lo que podria haber sido.

Miada dijo...

Cómo me gusta esta peli... ains. No huyas Eme, al menos no huyas de ti.

Un beso.

cuentonuevo dijo...

Me encanta cuando está en la farmacia y la niña se sube a la báscula sin meter dinero. Como no marca ningún peso ella sabe que es un ángel... Eso es saber mirar la vida.
Niñocactus

Anónimo dijo...

me encanta la pelicula
me pone a llorar la tengo en dvd ...y ayer la vi otra vez... me quede como 5 horas llorando...amo la peli...me recuerda a mi misma.

besotes zulema